Cultura

Christian Yaipén: "Las masas en el Perú bailan cumbia"

Christian Yaipén:

Cuando el Grupo 5 se creó en 1973, en la ciudad norteña de Monsefú, Christian Yaipén aún no había nacido. A los 7 años de edad grabó la canción “Mi derecho a vivir”. La cantaba cuando abrían las puertas de los conciertos. Luego de ello le decían que espere un momento, que luego seguiría cantando. El hijo menor de Elmer Yaipén aguardaba en las cajas de los pianos hasta que se quedaba dormido.

Para estar en la orquesta, la condición era salir bien en el colegio; si la cumplía, tenía permiso para irse de gira en las vacaciones. Probaba con el güiro, la guitarra, el timbal. “Si quieres entrar de lleno al grupo, estudia. Tienes que venir hecho un profesional para estar aquí”, fue la otra condición que le impuso su familia. Christian Yaipén voló a Boston, Estados Unidos, para formarse en la prestigiosa Berklee College of Music. “Le agradezco a mi familia por dejarme entrar a la orquesta”, me dice y aprovecha para invitar a todos al primer concierto virtual que dará el Grupo 5, vía la plataforma de TLK Play de Teleticket y transmitido desde La Estancia de Monsefú. Hoy, a las 4 p.m. Una forma de celebrar las Fiestas Patrias.

No han sido días fáciles para los Yaipén. En medio de la pandemia, falleció de cáncer la abuela de Christian. Además de perder a otros familiares y amigos a raíz del COVID-19. Sin contar que para este año estaba programado el lanzamiento de un disco con invitados internacionales de grupos de cumbia de otros países, así como intensificar las giras internacionales. “Lo único que hacemos es música. Si trabajas buscando el éxito, nunca lo vas a encontrar. Y con la música hemos conquistado al Perú”, señala desde Monsefú el músico de 26 años.

MIRA: Patty Wong: “Que ningún partido político me llame, soy indomable”

-La cumbia es un género muy social, de fiestas y grandes reuniones de personas. ¿Es posible una reinvención de la cumbia en esta pandemia?

Toca reinventarse. De repente comprando cosas para transmitir vía streaming, grabar videos, monetizar en YouTube. Y hoy será el primer concierto virtual pagado del Grupo 5. De esa forma ayudar al grupo, porque no hemos dejado de lado a nuestros músicos e integrantes. Como empresa seguimos, pero también ya no podemos seguir pagando algo de donde no hay, o de un préstamo. Tenemos que trabajar. Nuestra manera de reinventarnos fue comprarnos un amplificador de antena de señal de internet, switchers, todo lo que es para streaming. Tenemos que comprar más cámaras. A todos los músicos nos toca tratar de sobrevivir.

-¿Algo le toca al Estado o, más bien, este debería concentrar sus fuerzas en la salud?

Prefiero no hablar de eso. Y a los músicos los invito a que no estén pendientes de nada, de un bono, de algo. Mi padre, un muchacho que vendía limones, creó el Grupo 5 y lo sacó adelante. Y mira hoy todo lo que tenemos a base de nuestro esfuerzo. Si mi papá hubiera esperado un bono del Estado, no tuviéramos todo lo que tenemos.

-Cuando llegaste a Berklee, con la cumbia bajo el brazo, ¿hubo timidez o cautela de mostrar tu origen cumbiero?

¡No! Berklee es lo máximo. Cada uno muestra su música. Escuchas de todo. Tenía amigos colombianos que hacían cumbia. Totó La Momposina, de Colombia, llegó e hicieron un tributo de cumbia.

-¿Qué hace especial a la cumbia peruana?

La mezcla de sabores. Es como hacer un cebichito, ponerle su ajicito, su limoncito, todo.

-¿Implementaste algo de la academia en el Grupo 5?

Me sirvió mucho desde la producción, la ingeniería de sonido, las puestas en escena, son cosas que me enseñaron allá.

-Por prejuicio no se asocia mucho la cumbia con el mundo académico.

Berklee es una universidad de música contemporánea. Para mi último examen me pidieron una obra de siete minutos y compuse una obra de cumbia. Lo que ha pasado es que en el Perú no tenemos la misma formación que en Cuba o Colombia, donde los músicos estudian música hasta gratis. Es más, en Cuba entras desde los 7 años de edad. Así cambia la perspectiva de todo. Pero hoy en día ha cambiado mucho eso. En el Perú ya tenemos muchos músicos profesionales.

MIRA: Angélica Chinén, cocinera: “Voy a representar a mi Perú y a Surquillo en Netflix”

-¿Ya se valora como se merece a la cumbia?

Con el Grupo 5 no tengo problemas. Pero sí hay problemas para algunas agrupaciones nuevas.

-¿Qué dirías que hizo el Grupo 5 por la cumbia en el Perú?

La gente nos permitió lograr entrar a todos los sectores, de Monsefú a La Molina.

-¿El Grupo 5 vistió de gala a la cumbia?

Yo me imagino que mucha gente, al igual que nosotros, también está tratando de hacer nuevas cosas. Todo es gracias al público.

-Y el Perú es cumbiero.

Definitivamente, lo es. Las masas en el Perú bailan cumbia. Pero no me puedo poner a pelear con mi esposa colombiana que la cumbia es peruana (ríe).

-Pero el Perú le da un sonido particular a la cumbia y en cada región.

Y en cada país le han dado un sonido especial.

“Mi padre, un muchacho que vendía limones, creó el Grupo 5. Si hubiera esperado un bono del Estado, no tuviéramos todo lo que tenemos”.
“Mi padre, un muchacho que vendía limones, creó el Grupo 5. Si hubiera esperado un bono del Estado, no tuviéramos todo lo que tenemos”.

-¿Qué representa el Grupo 5 para el Perú?

Es un hijito más, uno bailarín (ríe).

-¿Y qué representa el Perú para el Grupo 5?

Hogar, casa, el lugar donde está la familia y donde siempre vamos a ser felices. Y al decir familia me refiero a todo el público que sigue al Grupo 5.

-¿Tu esposa ya se enamoró de la cumbia peruana?

(Risas). Ella baila de todo.

-Eres joven y tu futuro es enorme. ¿Cómo quieres que sea el futuro del Grupo 5?

Uno de los sueños más grandes que tengo es que la gente siga gustando de nuestra música. El día que mi sueño sea ganarme un Grammy o tener éxito en tal país, me voy a descuidar de la gente que me quiere mucho y empezaré a perderlo todo.

MIRA: Guillermo Martínez, escritor y matemático: “La originalidad se entrena en las lecturas”

- “Soy Christian Johan Yaipén Quesquén. Tengo 26 años. Acabé el colegio y estudié seis meses de inglés en Boston y entré a Berklee, donde estuve casi 4 años y medio. Con la canción “Baila, Elmercito” me gradué. Mi sobrino se llama Elmercito. Una cumbia de siete minutos.

- “Creo que el Grupo 5 ha publicado 16 discos, de los cuales he participado en cuatro. Después del concierto virtual de hoy, se viene un lanzamiento: desde el 7 de agosto pueden escuchar la salsa “Mi buen amor”, entre el Grupo 5 y César Vega. Estará en todas las plataformas”.

- “Yo creo que no es necesario que la cumbia se vuelva medio reggaetón o medio pop para que se internacionalice. Por ejemplo, Los Ángeles Azules (de México) mantienen su estilo y han logrado pasar fronteras con su música. Mi sueño siempre es mantener a toda mi gente feliz y conquistando nueva gente”.


Juliana Oxenford indignada tras muerte de niño en pozo-OJO
  • Álvaro Balvín Benavides, el músico peruano que llega a Netflix
  • Manongo Mujica: “He hecho un disco sobre la magnitud y belleza de Paracas”
  • Maricarmen Marín: “Yo trabajo como si fuera la última vez que haré algo”