Cultura

Educación21: Invitan a jóvenes a pensar en un nosotros

Educación21: Invitan a jóvenes a pensar en un nosotros

¿Acaso nos enfrascamos muchos años en la capacitación individual, la competencia con miras al éxito personal?
Ese ha sido un enfoque erróneo que ha primado por muchos años en nuestra sociedad, en todos los ámbitos. La competencia no es mala. El éxito personal muchísimo menos. Sin embargo, si estos se buscan lograr opacando o menospreciando a los demás, o incluso no considerando los posibles efectos negativos de nuestras acciones, no estamos ayudando a construir una mejor sociedad. Es ahí donde esta edición de CADE Universitario quiere incidir con el lema “Hagamos lo correcto. Pasemos del yo al nosotros”.

¿Esa visión habrá influido en la crisis moral y de corrupción que nos agobia?
Por supuesto. No solo en la crisis moral y de corrupción, sino en los conflictos sociales que nos aquejan en diversas partes del país. Cada día se hace más difícil generar consensos y un diálogo alturado. Solemos aferrarnos a nuestros puntos de vista y no admitir ninguna otra opinión o aporte. Es ahí donde empieza el enfoque exclusivo en lo que “yo quiero y defiendo”, sin darnos cuenta de que es importante tener claras nuestras ideas y posiciones, pero ser conscientes de que existe “un otro” y, si nuestro bienestar pone en riesgo el suyo, pues estamos retrocediendo como país.

¿En verdad son los jóvenes de hoy más egoístas que los de otras generaciones?
La verdad es que no lo creo. Pienso que hay una confusión al momento de describir a los jóvenes y su deseo de ser felices y lo confundimos con egoísmo o individualismo. La evidencia nos indica que no es así. Muy por el contrario, los jóvenes son los que más buscan contribuir, dar y sobre todo buscar espacios donde puedan conectar con sus pares ya sea en voluntariados diversos o iniciativas personales. Según la OCDE, el Perú se encuentra en el top 5 de los países con mayor voluntariado de la región. Ejemplo de ello son los jóvenes –cadeístas de ediciones anteriores– que participarán en el evento compartiendo sus iniciativas, como Antonella Romero y Sandra Justo (Ecotrash), Joswilb Vega (RdPro), Julio Garay (Galletas Nutrihierro), entre otros.

¿Por qué CADE propone ese giro en el enfoque del yo al nosotros?
Consideramos importante resaltar que los jóvenes participantes se comprometan con el desarrollo del país siendo ciudadanos activos, actuando con valores y fortaleciendo, desde donde se encuentren, el rol de las instituciones. En ese sentido, “pasar del yo al nosotros” parte de la urgencia de reconocerse como una comunidad que reflexiona, se involucra y, sobre todo, toma acción para promover el desarrollo del país.

¿Cómo redundará en beneficio del país, de los peruanos?
El que los cadeístas se reconozcan como agentes de cambio y que, sobre todo, pueden aportar al desarrollo del Perú desde donde quiera que se encuentren generará un beneficio inmediato para la sociedad y el país en general. Esto debido a que, para ello, se requiere de mucha empatía y respeto, de escuchar al otro y realmente ponerse en sus zapatos dejando de lado el “lo que yo haría en tu lugar es” y buscando la forma de entender la realidad del otro. Si logramos reconocer nuestras diferencias y construir juntos, a partir de ellas, realmente podremos lograr avanzar hacia el desarrollo.

¿Cuál es el rol de la universidad, de la educación superior en la construcción de una visión del país?
El rol de las instituciones educativas es vital en la formación integral de los jóvenes profesionales que se van insertando en el mercado laboral. No basta solo con la capacitación regular propia de sus respectivas carreras, sino que debe abarcar una formación sólida en valores que fomente el actuar con integridad (hacer lo correcto) en cada una de sus acciones –a nivel personal y profesional. Pero, sobre todo, con una visión de un Perú diverso e inclusivo.