Cultura

"El Camino: una película de Breaking Bad": un episodio más de la serie | SIN SPOILERS

Jesse Pinkman (Aaron Paul) se encuentra escapando de la justicia tras la masacre desatada por Walter White (Bryan Cranston) en el último episodio de la serie"Breaking Bad" (2013). Tal como se pudo ver en el tráiler, Skinny Pete y Badger serán de gran ayuda y consuelo para el joven que huye sin rumbo fijo.

Aaron Paul hace un buen trabajo en su interpretación, pero está lejos de su mejor performance mostrada en la serie que le valió ganar tres veces el Emmy (2010, 2012 y 2014).

La película muestra a un Jesse Pinkman golpeado tanto física y psicológicamente. Todo lo sufrido hizo que perdiera la “inocencia” característica del personaje con el que se ganó el cariño de la audiencia en “Breaking Bad”.

El Camino

Skinny Pete y Badger también aparecen en la cinta de Netflix. (Foto: Netflix)

La presencia de Skinny Pete, Badger y otro personaje, al inicio de la cinta, hacen que la historia avance y preparen a Jesse contra un futuro incierto: puedes escapar, pero el daño ya está hecho.

Vince Gilligan, director de la película, tiene que usar todos sus recursos para que la nueva aventura de Jesse Pinkman convenza al público sin tener a Walter White a su lado.

"El Camino: una película de Breaking Bad” sigue una trama simple: Jesse Pinkman escapa de la justicia, mientras que intenta comprar un “boleto” que le sirva para dejar su vida de cocinero de metanfetaminas en el pasado.

La cinta contará con numerosos recuerdos del encierro Jesse, que harán que el espectador se sienta identificado. Pinkman tendrá dos flashbacks, en la parte final, que mostrarán algunos personajes del pasado, pero sin aportar nada sustancial a la trama.

Por instantes, la película comienza a volverse predecible y larga. Toda esta aventura se siente como un episodio de más duración de “Breaking Bad”. “El Camino” finaliza con un mensaje sobre las decisiones que toda persona debe de tomar en su vida.

Aún se desconoce si la producción realizará otra película o este será el final de las aventuras de Pinkman. Tal vez todo sea una excusa para volver a ver “Breaking Bad” o valorar el brillante spin-off, “Better Call Saul”.