Cultura

Fiestas Patrias: Lo felices que éramos hace un año [Crónica]

Fiestas Patrias: Lo felices que éramos hace un año [Crónica]

Hay una frase atribuida al escritor uruguayo Mario Benedetti que bien podría servir de colofón para lo que le ha tocado vivir al mundo estos últimos meses: “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”. La sorpresa, el sarcasmo y la melancolía reunidas en una combinación de palabras que también alcanzan al Perú. Y no es que nuestro país haya tenido una realidad con las respuestas a todo lo que acontecía, pero hace un año parecíamos saber hacia dónde apuntar, en donde detenernos y —en la medida de lo posible—nos permitíamos ser felices soñándonos como nación. En definitiva: teníamos la capacidad de elegir y sortear nuestros propios problemas.

Hasta que vino un virus y con miedo y muerte lo cambió todo. Nos negó los abrazos, se deleitó en la incertidumbre y destruyó nuestros planes para colocarnos nuevas prioridades. Nos sacudió para plantarnos preguntas que a casi un año aún no estamos en la capacidad de responder.

El 28 de julio pasado el Perú vivía un letargo de felicidad. Dos días antes el país había inaugurado en una ceremonia espectacular los Juegos Panamericanos, que ya apuntaban a llevarse el título de los mejores de la historia. La identidad nacional se podía respirar en el aire y como éxtasis al triunfalismo imperante, dos atletas peruanos, Christian Pacheco y Gladys Tejeda, lograban las medallas de oro en la maratón masculina y femenina de los juegos. La cereza del pastel lo tendría Diego Elías con otro oro en Squash. Sus rostros de felicidad con una bandera roja y blanca de fondo sirvieron para las portadas históricas e inolvidables que los diarios lucieron aquella mañana de Fiestas Patrias.

MIRA: Susana Baca y un regalo al Perú por Fiestas Patrias: Su recital ‘Memorias del Corazón’ está completo y gratis en YouTube

Y mientras el Cuchimilco se convertía en la mascota preferida de todos, los circos limeños se presentaban como una parada obligatoria con tres funciones, tres. En el cine, El Rey León, Spiderman y Toy Story 4 peleaban por liderar la taquilla, mientras el documental Identidad, que relataba el camino de la selección peruana a Rusia 2018, también se integraba a esta lucha. Justamente la bicolor venía de quedar finalista en una Copa América, por si faltaba más.

En Lima, el alcalde Muñoz probaba el sistema de Pico y Placa, mientras 32 cuadras de la avenida Brasil se lucían rojas y blancas, listas para albergar la Gran Parada Militar. Casas embanderadas y olor a festejo se podía percibir en las calles el 28 de julio.

El 29 de julio suele celebrarse la Parada MIlitar. (Foto: GEC)
El 29 de julio suele celebrarse la Parada MIlitar. (Foto: GEC)

Y una de las mayores transformaciones de un año a acá ha tenido como escenario el terreno político. ¿Recuerda que el 27 de julio pasado el congresista Pedro Olaechea asumía como presidente del Congreso tras vencer en una reñida votación a Daniel Salaverry? El panorama pintaba así: Fuerza Popular era la mayoría en un Legislativo que se encontraba enfrascado en una disputa insostenible con el presidente Martín Vizcarra. En la otra vereda, el mandatario peleaba sus propias batallas. A más de un año de haber asumido la presidencia, su relación con la entonces vicepresidenta Mercedes Aráoz era tan discordante que el saludo que no se darían ambos en la Gran Parada Militar, sería una clara ilustración de sus diferencias.

Pero el discurso de aquel 28 sería usado por Vizcarra para dar el primer touché de un combate que se tornaría frenético en los siguientes meses. Ante un Pleno que quedaría atónito, el mandatario, que insistía en la reforma política, propuso adelantar las elecciones al 2020. Perplejos, las voces de Mauricio Mulder, Milagros Salazar, Tamar Arimborgo, Rosa Bartra, y otros tantos, pedían que dé marcha atrás a la propuesta. A un lado, la vicepresidenta Aráoz mostraba un rostro desconcertado.

La propuesta de Vizcarra se convertiría en el germen que concluiría con el novelesco cierre del Congreso a fines de septiembre. Los afianzados legisladores, que en aquel 28 lucían orgullosos sus fajines, jamás imaginaron que les quedaba solo dos meses de gestión.

El panorama también se presentaba en ese entonces poco favorable para los líderes políticos. En Estados Unidos. Alejandro Toledo se encontraba a la espera de una extradición tras haber sido apresado días antes. Keiko Fujimori y Susana Villarán cumplían sus respectivas prisiones preventivas mientras que el expresidente Pedro Pablo Kuczynski se sometía a un arresto domiciliario. En tanto, Ollanta Humala y Nadine Heredia continuaban siendo investigados, mientras que el suicidio del expresidente Alan García se había dado solo tres meses antes del aniversario patrio.

Y a pesar de todo, el Perú celebraba. Con luchas y penas, era posible desear de corazón unas felices fiestas. El abrazo y las sonrisas no faltaban, como ahora, que con mascarillas y protectores estamos impedidos hasta de brindar y recordamos con nostalgia lo valiosa que era nuestra libertad. Así de caprichoso puede ser el futuro con los planes personales o con los de una nación entera. No lo sabíamos, pero éramos —o intentábamos ser— felices.

LIMA, DOMINGO 28 DE  JULIO DEL 2019El presidente de la República presentó un proyecto de reforma constitucional durante su mensaje a la nación por Fiestas Patrias 2019.
LIMA, DOMINGO 28 DE JULIO DEL 2019El presidente de la República presentó un proyecto de reforma constitucional durante su mensaje a la nación por Fiestas Patrias 2019.

Dos minutos para aprender: La bandera y las Fiestas Patrias

Dos minutos para aprender: La bandera y las Fiestas Patrias