Cultura

Yo estuve en Japón, grupo trujillano que sorprende con el video de "Ven, solo tú puedes rescatarme"

Yo estuve en Japón, grupo trujillano que sorprende con el video de

Nunca han estado en Japón. Nunca han tocado en Lima. Se han presentado dos veces en Chiclayo y otras dos en Cajamarca, donde debutaron como banda, un 19 de mayo de hace dos años. Yo estuve en Japón define sus fronteras musicales dentro del pop, disco, electro y el J-rock.

MIRA: Movida21: Flor de Loto edita vinilo con sello polaco

Debutaron con Konnichiwa, EP debut que solo exhibe tres canciones, pero que son lo suficientemente creativas para llamar la atención. “De mí de mí de ti de mí”, “Estar ebrio en Trujillo es como estar dentro de un videojuego de 8 bits” y “El amor romántico es el asesino de la razón” son como exquisitas pinceladas de lo que es capaz el cuarteto trujillano, y donde ya revelan sus influencias: la música japonesa, los animes y los videojuegos. “Este tipo de humor asiático, desenfadado y raro es el que nos gusta”, explica a Movida21 el tecladista Jorge Luis Segura.

En 2019 publicaron “Ven, solo tú puedes rescatarme”, una nostálgica (y hermosa) canción que nos transporta a nuestro primer día de clases, cuando fuimos niños, y solo queríamos volver a ver a nuestra madre para que nos rescate de aquel terreno ajeno. Retrata la sensación de abandono, la eventualidad de un momento traumático.

Pero el tema asciende a un siguiente nivel con el videoclip que acaban de publicar, confeccionado con 4,500 ilustraciones en acuarela pintadas a mano. Producción que tardó un año, donde –cual artesana– la artista plástica piurana Ana Paula Machuca traza esta obra de arte, bajo la dirección y postproducción de Segura.

No es la primera vez que Trujillo exporta grupos que sobresalen dentro de los márgenes del pop rock. También dejaron huella Los Luna y Ciudad Gragea en la última década, y en el siglo pasado los fundacionales Extraño Deseo.

MIRA: “La Cura”: Conoce el compilado de música electrónica peruana

El padre de Jorge Luis sí ha estado en Japón. Precisamente, ahí hallamos la raíz del singular nombre del grupo norteño. “Nace por una frase que dijo mi padre hace años, porque iba a viajar a Estados Unidos y yo le pregunté si realmente quería viajar allá, y él respondió: “hijo, yo ya estuve en Japón”, como si ese fuese el tope de lo espectacular en el mundo”, explica el compositor.

Esa frase se hizo común para Segura. “¿Te gusta eso?”, alguien le preguntaba. “¡Yo ya estuve en Japón! Mejor esto”, respondía con ironía. Expresión que coincide con la idealización del imaginario japonés, que comparte con Jahizuno Baquedano, baterista de la banda. Las familias de ambos migraron a la tierra del sol naciente, incluso ilegalmente.

MIRA: Pepita García Miró: “Queremos hacer una radio online; no vamos a esperar a que alguien reaccione en las radios”

“Era un destino impresionante, donde todo era espectacular: nos enviaban aparatos tecnológicos impensados para los noventas en el Perú. Esta sensación de progreso, ahorro, dinero, etc. Era lo que representaba para nosotros de niños. Además, está la fuerte influencia del boom del anime en la TV peruana en los 90’s”, detalla Segura.

¿Algún día podrán decir ya estuve en Japón? “Tocar en Japón es un súper sueño. Seguro lo vamos a lograr, si la pandemia no acaba con nosotros”, bromea.

Residente revela el detalle que nadie notó en el video de “Antes que el mundo se acabe” (17/05/20)
  • Día de la Madre: El inmensurable corazón de Úrsula Iguarán, de ‘Cien años de soledad’.
  • Una palta que no se hace paltas ante la crisis.
  • Mati Uranga, agrónoma: “Tenemos que mirar a la cocina como nuestra farmacia”