Deportes

Atleta Inés Melchor celebra su boda con tradicional palpa en Huancayo

Atleta Inés Melchor celebra su boda con tradicional palpa en Huancayo

¡Muy enamorados! La fondista Inés Melchor se casó hoy por religioso con su pareja, el teniente de la PNP Raúl Guzmán Roca. En el 2018 esta pareja contrajo matrimonio civil. 

La exvoleibolista peruana, Cecilia Tait, asiste a la boda; quien deseo muchas felicidades a los nuevos esposos; e incluso se animó a bailar el "huaylarsh moderno" durante la recepción de la boda.

Ceremonia religiosa

La atleta llegó al parque Constitución junto a su padre, quien la entregó en el altar de la Catedral de la Ciudad Incontrastable de Huancayo.

En su arribo a la iglesia, los invitados y curiosos le gritaron "¡Felicidades campeona!". Tras la ceremonia religiosa, los oficiales procedieron a realizar el cruce de espadas. "Estoy contenta porque todos me están acompañando en este día especial que es el inicio de la carrera más larga de mi vida", dijo Inés Melchor a su salida de la Catedral de Huancayo. 

El sacerdote instó a todas la parejas a seguir el ejemplo de Inés Melchor y ahora su esposo consagrando su amor ante el Señor. Se conoció que uno de los padrinos de la boda de la fondista es un representante de Nike en Perú.  "Inés Melchor ha ganado, ha triunfado también en la carrera del amor", dijo religioso.

Recepción

La recepción se realiza en un local del distrito de El Tambo, en la provincia de Huancayo, donde se procederá a realizar esta tarde la tradicional palpa. Diario Correo transmitirá esta costumbre del centro del país.

Posteriormente los recién casados protagonizaron un divertida y variada coreografía.

Danza típicas

Durante la recepción de la boda se visualizaron videos de la pareja, durante la época de enamoramiento, noviazgo y pedida de mano. Posteriormente, se presentaron danzas típicas del Valle del Mantaro, como la "tunantada" de la provincia de Jauja, el "huaylarsh moderno" de Huancayo y el zapateo navideño en honor al Niños Jesus. La última danza es de Huancavelica, precisamente donde nació la fondista que reside en la Ciudad Incontrastable.

Luego se presentó realizó la danza de Santiago que se caracteriza por un zapateo fuerte y por bailar en grupos, cada uno formado por parejas que al compás de la música con guapeo. Esta expresión folklórica se celebra en el Valle del Mantaro en honor al apóstol Santiago, Patrón de los animales.

El teniente PNP Raúl Martín Guzmán Roca (30), esposo de Inés Melchor señaló que pese a que ellos ya están casados por civil, como buenos católicos, es la boda religiosa la que más importa para ellos y su familia.

“El 19 (de octubre) nos casamos, mi trabajo y los entrenamientos de mi esposa no nos dejan mucho tiempo, pero cuando podemos aprovechamos para planear todo con ella y salga muy bonito”, indicó. Guzman Roca, natural de Lima, trabaja en la Unidad de Servicios Especiales de Huancayo. 

Inés Melchor hoy se casa por religioso en Huancayo

Asimismo, nos cuenta que tiene mucho en común con Inés como su apego a la familia tanto en los buenos como en los malos tiempos. También relata que aunque pocas veces coinciden en horario de descanso se esmeran por engreírse el uno al otro. “Un sábado o domingo que descansamos, cocinamos juntos, a ella le gusta el arroz con pollo y come de todo, no se limita de nada”, dijo sonriendo.

Pese a que en una entrevista anterior, Inés Melchor, algo más reservada, indicó que  no habría la popular “palpa” pues su esposo no tiene esa costumbre, recientemente Guzman Roca indicó que de todas maneras si la están organizando pero de una forma más general y sin competencia. La "palpa" es la ceremonia costumbrista que se realiza en la recepción, en la que acompañado de música de orquesta, se realiza una competencia entre las familias de los novios para saber quién lleva los mejores regalos. 

También se realizará el protocolar cruce de espaldas, como es costumbre en la Policía, a la salida de los novios de la iglesia o a la entrada a la recepción.

Sobre ampliar la familia, indicó Guzmán Roca que sí hay planes de tener bebés, pero no en este momento en el que Melchor no piensa dejar el atletismo.