Deportes

Carlos Marroquín: No existe virus que frene a Vince McMahon [OPINIÓN]

Carlos Marroquín: No existe virus que frene a Vince McMahon [OPINIÓN]

El 23 de mayo de 1999 Vince McMahon, creador supremo y cabeza de la WWE demostró que nada le interesa. No tiene escrúpulos. Su negocio estaba por encima de cualquier desgracia. Y es así que por cumplir sus caprichos, Owen Hart murió frente a 16 mil 472 personas. En vivo. Debía aparecer sobre la lona suspendido en el aire para dar la impresión de volar. Cuando empezó a bajar, el arnés que lo sostenía se soltó. El impacto contra las cuerdas lo mató al instante. Y el show continuó…

Situaciones como esta hacen pensar que para Vince el espectáculo está primero. Y lo es. Por eso no sorprende que por más que su país registre la cantidad más alta de infectados con el coronavirus (240,120 al cierre de la nota) y muertes por la misma peste (5 794 al cierre de la nota), llegó a realizar Wrestlemania, el evento más grande de la lucha libre. En términos universales, lo que sería el mundial de fútbol. Lo cierto es que el show, contra todo, ya se grabó y se emitirá en estreno este sábado 4 y domingo 5 de abril.

¿Debió grabarse? WrestleMania es la olla dorada de WWE. Según WrestleNomics, el no gestarse producirá pérdidas de hasta 22 millones de dólares para la empresa. De esa cifra se desprende $ 15 millones en solo venta de entradas, $ 4 más por los shows de esa semana que incluye Raw, SmackDown y NXT TakeOver y otros $ 3 millones por merchandising. Entonces, al no haber público e ingresos, ¿qué motiva la insistencia de Vince? Dinero no le falta. Presenta una fortuna de 3.2 billones de dólares, estima Forbes. Es simplemente el orgullo de que nadie ni nada lo puede frenar. Jamás.

El poder que tiene Vince en este negocio es incalculable. Por algo la WWE es la empresa más importante del globo. Por algo la gente sigue consumiendo su producto. Presentando a los nombres más fuertes de la escena. Los mejores sueldos. Por algo WrestleMania es la sexta marca deportiva que genera la mayor audiencia e ingresos. Pero este año todo será distinto. Grabado y sin público. Y no olvidemos que Vince es amigo íntimo de Trump, al punto que el Presidente es parte del Hall of Fame de la empresa. Saque usted sus conclusiones.


En las últimas horas, varios luchadores tomaron conciencia y no participaron. Asumieron la gravedad del asunto. Sin duda, dentro de estas ausencias la que más pesa es la de Roman Reigns. El hombre viene luchando contra el cáncer y eso lo vuelve presa fácil para el coronavirus.

“Está en todas las noticias, no estaré en WrestleMania. Y es gracioso porque durante años, años, la gente decía que no me presentara o que no me querían allí. Hay un buen puñado de tipos y enemigos que no me querían allí. Pero en el momento en que hago una elección para mí y mi familia me dicen soy un cobarde o un marica. Pero no saben toda la historia”, indicó el propio luchador en su cuenta de instagram.

Existen varios trascendidos que Wrestlemania 36 puede ser el mejor de toda la historia. Poco probable que suceda, pero tienen a su favor a la tecnología de editar y sobreponer cualquier elemento sobre el tapete. De todas formas, lo que sí hay que aplaudir es la valentía de todos los que han participado. Porque a pesar de lo contagioso que puede ser la enfermedad, pusieron el hombro arriesgando su vida. Por eso: gracias a Edge, Randy Orton, Styles, Undertaker, Lesnar, Drew, Goldberg, Charlotte, Nikki, Elías, todos. Todos.

Siendo honestos, espero es que Wrestlemania sea un evento honesto, limpio y sin heridos a futuro. Pero lo que sí espero con muchas ansias es que ni bien de inicio el show, Vince, no Triple H, Vince salga y explique por qué estamos frente a la Network.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

La casa de papel 4 | Alba responde a las teorías de los fans