Deportes

Hugo del Castillo, medalla de plata en Taekwondo Poomsae en Lima 2019: "Más allá del fútbol hay otros deportes"

Hugo del Castillo, medalla de plata en Taekwondo Poomsae en Lima 2019:

Por: José 'Huachano' Lara

La suya fue la primera alegría del Perú en los Juegos Panamericanos. A sus 22 años, Hugo del Castillo ganó la medalla de plata en taekwondo e inició el ciclo más exitoso de la historia del deporte peruano en Lima 2019. Y ese día también descubrimos que en esa disciplina a la que le dio prácticamente su vida, también ha encontrado su mayor motivación, en el amor de una deportista mexicana, también galardonada. Ambos, acostumbrados a superar retos, mantienen su relación a pesar de la distancia sin quitarle tiempo a los estudios y a la práctica de este arte marcial, en el que siguen cosechando preseas por el mundo.

¿A qué edad comenzaste?
Todo empezó cuando tenía 10 años. Quería hacer un deporte para distraerme, fútbol, básquetbol, lo que sea. Así llegué a una academia de taekwondo que estaba muy cerca de mi casa.

¿De inmediato te gustó?
Entré a practicar y al comienzo me llamó mucho la atención, porque asociaba el taekwondo a unos dibujos animados que miraba mucho en la TV. Tenía 10 años.

¿Qué serie veías?
Dragon Ball Z. Cuando peleaba me creía Gokú. Es un programa que marcó mi infancia.

¿Qué otra cosa te motivó?
Los cinturones, que conforme uno avanza van cambiando de color y eso es una motivación más para seguir practicando.

¿En el taekwondo también encontraste el amor?
Así es, ella se llama Ana Zulema Ibáñez, es mexicana y también participó en Lima 2019.

Y ganó medalla de oro...
Así es, ganó en la modalidad de parejas mixtas en poomsae.

¿Cómo nació esa relación?
La conozco desde el 2013, pero desde el 2016, en octubre, es cuando empezamos la amistad más fuerte en los Open de México. Al principio, empezamos a chatear vía las redes sociales, WhatsApp, Facebook. Poco a poco fue creciendo el amor.

¿La cosa va en serio?
Sí, la cosa es seria, es formal, mi familia y la de ella ya se conocen. Tanto ellos como nosotros hemos viajado. A distancia, es muy importante.

¿Boda a la vista?
Es muy prematuro hablar de matrimonio. Por ahora tengo el objetivo de terminar mi carrera de Medicina, ella también quiere terminar la suya. Creo que todo en su momento.

¿Es estudiante?
Sí, estudia Arquitectura en la Universidad de las Américas de Puebla.

¿Tú también?
Sí, estudio Medicina en la UPC, estoy en el décimo ciclo.

¿Puedes llevar tus estudios y el deporte?
Es un tema muy complicado, es cuestión de organizarme y tener mucha disciplina, aunque para Lima 2019 dejé las clases para prepararme al 100 %.

¿Cómo son tus horarios de entrenamiento?
Normalmente, 2 horas en la mañana y en la noche otras dos horas; en total, 4 horas al día. Pero para los Panamericanos los trabajos eran de unas 8 horas diarias.

¿Dedicaste la medalla a tus padres?
Sí, ellos son un soporte importante en mi preparación. Mi papá Martín, que es un militar retirado, y mi mamá Ana María, abogada, son los que se alegran de mis logros y están en todo momento apoyándome.

¿Sueles cuidar mucho tu alimentación?
Más por un estilo de vida es que como sano. Como bastantes verduras, cuido mucho mi cuerpo a futuro, trato de ingerir muy poca carne roja.

¿Tienes un hobby?
No me da el tiempo. En todo caso, el taekwondo y la medicina son mis pasatiempos.

¿Te gusta la música?
Sí, y escucho todo tipo, sobre todo cuando manejo. Reguetón, pop, rock en español, música en inglés.

¿Tienes Netflix?
No tengo. No hay tiempo para ver televisión.

¿Vas al cine?
Voy en familia, cuando hay películas de Spider-Man, de los Avengers, de Marvel.

¿Te gusta la discoteca?
Desde muy pequeño no soy de salir de noche. No me gusta el alcohol, soy muy metódico. Los fines de semana, voy un rato, me divierto conversando, riendo, sin beber; no bailo, no soy buen bailarín.

Fuiste el primer ganador de una medalla para Perú en Lima 2019...
En verdad no me había dado cuenta de que podía ser el primero. Fue un gran honor ganarla, aunque me hubiera gustado que sea de oro.

¿Cuándo fue tu debut internacional?
A los 16 años, en los Panamericanos Junior, en Sucre, Bolivia, en el año 2012. Fui medalla de bronce y ahí me di cuenta de que tenía un buen nivel para poder lograr grandes cosas, me abrió los ojos.

¿La gente te reconoce en las calles?
Sí, lo digo con mucha humildad. Me causa mucha alegría que la gente reconozca el logro, por el esfuerzo. Los jóvenes me dicen ‘quiero ser como tú’. El objetivo es ese, que vean que más allá del fútbol hay otros deportes que se pueden hacer y se pueden lograr cosas.

Muchas gracias por tu tiempo. Eres de oro para el Perú. ¿Qué le dirías a esos niños que te siguen ahora?

Que busquen un buen semillero y sigan sus sueños.