Economía

Auge de fusiones este año estará de la mano del control previo

Auge de fusiones este año estará de la mano del control previo

Luego de 25 años, el Perú comenzará a aplicar −desde fines de febrero próximo y a través de Indecopi− el control previo de fusiones y adquisiciones empresariales, una norma clave para garantizar la sana competencia entre las empresas que funcionan en el país, así como la protección a los consumidores.

Y es que “siempre suponemos que con la ley de oferta y demanda el mercado se va a arreglar, pero después del año 2000 las operaciones de fusión o adquisición se han hecho con tal fuerza que han puesto en riesgo el mercado”, explicó Dagoberto Díaz, profesor de Finanzas de la Universidad del Pacífico.

Un caso −recuerda el catedrático− fue la compra de las cadenas MiFarma por parte del grupo InRetail, que ahora controla el 70% de la distribución de productos farmacéuticos, “lo cual puede o no beneficiarnos”. Sin embargo, Díaz anota que los medicamentos genéricos como la prednisona pasaron de costar el ciento de pastillas de S/ 8 a S/ 80.

Sin irnos muy lejos, el 2020 cerró con la noticia de la compra de Makro por InRetail por US$ 360 millones. Este caso fue tomado por la congresista Zenaida Solís para empujar en el pleno la insistencia de la ley de fusiones, que finalmente se promulgó a inicios de este mes.

Mercado en movimiento

Solo en el 2018 se concretaron 106 operaciones de concentración en el país; y en el 2019, 135. No obstante, debido a la pandemia, el 2020 registró una contracción sin precedentes en el número de estas transacciones, en línea con lo que pasó a nivel internacional debido a la crisis generada por el Covid-19.

Sin embargo, la recuperación de estas operaciones −adquisición, fusión, incisión− será más rápida que la de la economía. “La (actual) situación de incertidumbre lo que genera es oportunidad, que termina siendo un mayor dinamismo en las transacciones. En el 2021 y 2022 habrá bastante dinamismo”, anotó Juan José Cárdenas, socio de transacciones de EY Law.

Incluso, indistinto a que entre en aplicación el control previo de fusiones, el abogado afirmó a este diario que solo en el primer trimestre de este año ‘se concretarán interesantes operaciones’. “Los inversionistas ya están acostumbrados al control, pero que este no sea muy restringido”, resaltó.

Además del interés de empresarios nacionales por comprar, también hay jugadores internacionales interesados en sectores como el retail, salud, tecnología, educación, infraestructura −proyectos nuevos o avanzados que podrían cambiar de manos−, en el sector turismo, restaurantes y hasta en agroindustria.

Un similar panorama prevé Adriana Valenzuela, vicepresidenta de banca corporativa de Citi en el Perú: “Respecto a las fusiones y adquisiciones, se han reactivado bastante, hay muchos deals que no son transformacionales y que no afectan la liquidez, y han generado oportunidades como el Grupo Gloria que adquirió acciones de la cementera chilena Bío Bío, la adquisición de la Unión y, recientemente, la adquisición del grupo Azteca”, por mencionar algunas.

En esa línea, indicó que para este año existen varias transacciones que se concretarán, pues muchos grupos empresariales quieren monetizar ante la pandemia, otros están viendo la diversificación geográfica; y hay mucho interés de parte de los inversionistas globales en distintas industrias como los activos de infraestructura en América Latina.

Ley con impacto

Para Mario Zúñiga, líder de Competencia y Mercados de EY Law, las fusiones podrían generar eficiencia en el mercado en un contexto de crisis económica. En ese sentido, opinó que no debería ponerse elevados costos al sistema que desincentiven la operación. Asimismo, que en las situaciones de empresas en crisis deberían pasar por operaciones simplificadas.

Respecto al reglamento, que se publicaría este mes por Indecopi, enfatizó en que debe fijar un plazo de por lo menos un año tras concretarse la operación en las fusiones en las que se quiera intervenir de oficio.

Cabe indicar que no todas las operaciones pasarán por el control previo, solo aquellas que pasen el umbral fijado en la ley, así como también por el valor de sus activos. En este punto, Zúñiga señaló que “hay que hacer un balance entre una regla que fije un valor precio y que sea simple de aplicar”.

Datos

Plazos. Hasta dos fases tiene el control previo de fusiones para aprobar o no una operación. En total, 175 días hábiles. Asimismo, en una apelación, se puede elevar el caso a una segunda instancia, que tendrá 90 días para definir.

Tipos de fusión y condiciones que incluye la norma

Tres condiciones para que una operación pase por el control previo:

  • Se encuentre bajo la definición legal de concentración.
  • Se encuentre comprendida dentro del umbral legal (sin embargo, en este aspecto, la ley ahora establece que puede también notificarse voluntariamente la operación).
  • Debe tener efectos en el territorio nacional.

Algunas de las operaciones que alcanza son de derechos de propiedad, activos, contratos, constitución de empresas en común, joint venture o cualquier otra modalidad análoga que implique la adquisición de control conjunto sobre uno o varios agentes económicos, entre otros.

Indecopi, últimas noticias:

  • Las empresas informales pueden recibir una sanción de hasta 700 UIT. Foto: Indecopi

    Indecopi supervisó a unidades de transporte turístico ‘full day’

  • Indecopi, últimas noticias:

    Congreso promulga ley para control previo de fusiones empresariales

  • Indecopi sanciona en última instancia a 21 grifos de Chimbote por concertación de precios de combustibles. Fuente: Difusión

    Indecopi confirma multa a 21 grifos de Chimbote por concertar precios del combustible

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.