Economía

Las operaciones mineras "remotas y confinadas" sí están permitidas

Las operaciones mineras

Un trato riguroso para contener la propagación del coronavirus COVID-19 ya se aplica en todo el sector privado, incluyendo a la minería. No obstante, al igual que en otros sectores existen excepciones que el Poder Ejecutivo ha decidido aclarar. Estas se vinculan con las operaciones remotas y aisladas.

El presidente de la República, Martín Vizcarra, precisó el porqué de esta decisión: “Algunas operaciones tienen operación remota porque está lejos de donde está la mina y tienen operación confinada. Es decir, no entra ni sale nadie. Esa operación puede continuar porque es una operación remota y confinada. El concepto de eso sí es aislamiento social”.

Cuidado ambiental

Otro aspecto a considerar son las actividades críticas que pueden perjudicar el medioambiente y el futuro de la operación, tanto a nivel de la minería como en la extracción de hidrocarburos, la cual sin la supervisión y procesos adecuados puede ocasionar pasivos ambientales.

“Si una empresa minera para su operación, pero tiene un sistema de relaves y no está el operador que mantenga el sistema, eso puede generar el colapso del embalse de relaves y puede ocasionar todo un problema ambiental”, advirtió el mandatario.

Priorizan la salud

Hasta el momento, varias de las principales compañías del sector ya han comenzado a actuar. Prueba de ello es que aproximadamente el 75% de los trabajadores del sector ya han sido trasladados por sus respectivos empleadores, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía.

Además, muchas de las empresas ya adoptaron mecanismos para prevenir contagios, como el trabajo a distancia para actividades que se pueden realizar de forma remota.

Un caso de estos es el de Hudbay, compañía a cargo de la mina Constancia (Cusco), que en 2019 produjo 113,825 toneladas métricas de cobre.

En este caso la firma asegura que solo tendrá activo una cantidad mínima de personal indispensable “para la realización de labores esenciales y garantizar el arranque de la Planta de Procesos una vez que el Estado de Emergencia finalice”. Esto, a la vez, les permitiría retomar las operaciones con seguridad.

Por otra parte, Las Bambas ha optado también por mantener activo solo al personal mínimo necesario para realizar operaciones críticas, con el fin de volver a operar con normalidad cuando acabe el estado de emergencia.

Ello, además, ha ido acompañado por un plan de desmovilización de colaboradores y la aplicación de un plan de diagnósticos y prevención de contagios de COVID-19.

Datos

-Southern Perú también redujo su personal en las unidades de Cuajone, Ilo y Toquepala. Según la firma, estos criterios están aplicándose tanto a su personal como a sus contratistas. La firma también ha desplegado planes de prevención con personal médico capacitado propio.

-Antamina es otra compañía que ha desmovilizado a su personal. La firma comenzó las tareas con los grupos de riesgo, como personas con hipertensión, diabetes y mayores de 60 años.