Mundo

Latam cierra en Argentina y dejará de operar vuelos internos

Latam cierra en Argentina y dejará de operar vuelos internos

Lan Argentina SA, que funciona hace años con la marca comercial Latam Argentina, abandonará por completo sus operación de vuelos de cabotaje en ese país, reveló hoy el medio El Clarín.

Según el medio extranjero, la empresa presentará hoy un pedido de procedimiento preventivo de crisis antes el Ministerio de Trabajo de Argentina para dar inicio al proceso de desvinculación de sus 1,705.

MIRA: Latam Airlines tiene previsto retomar vuelos domésticos en Perú desde el 1 de julio

Además los señalan que los vuelos internacionales sí seguirán operando desde Ezeiza como desde Aeroparque. Los trabajadores de estas operaciones no serán desvinculados.

Despidos en Perú, Chile y Colombia

La compañía Latam Airlines anunció también en junio el despido de 1,000 trabajadores más de sus filiales de Perú, Chile y Colombia debido al difícil momento financiero que atraviesa por el impacto del COVID-19.

Latam Airlines Group y sus filiales informan que el día de hoy debió desvincular a cerca de 1,000 personas pertenecientes, principalmente, a las filiales de Perú, Colombia y Chile, a pesar de sus mejores esfuerzos por resguardar el empleo durante la crisis del COVID-19 que ha impactado fuertemente en la aerolínea y a la industria aérea en el mundo”, dijo la empresa en un comunicado.

Los despidos se suman a las 4,000 desvinculaciones anunciadas en semanas previas, según detalló el CEO de la compañía, Roberto Alvo.

Estamos haciendo todos los esfuerzos para preservar nuestra gente. (Sin embargo) no puedo prometer que no vamos a seguir achicando la compañía, esta industria va a ser más pequeña”, dijo Alvo en entrevista con Radio Cooperativa de Chile.

La decisión se produce también en medio del proceso de reestructuración anunciado por la aerolínea tras acogerse al capítulo 11 de la ley de quiebras de Estados Unidos.

Latam informó de que continuará operando, que cuenta con US$ 1,300 millones en caja para hacer frente a la situación y que cuenta con el apoyo financiero de sus principales controladores, las familias Cueto y Amaro y Qatar Airways, que tienen previsto inyectar US$ 900 millones.