Mundo

Sube la cifra a once muertos por coronavirus en Estados Unidos

Sube la cifra a once muertos por coronavirus en Estados Unidos

California. [AP]. El estado de Washington informó que ya suman once las muertes en ese territorio por el nuevo coronavirus mientras las autoridades de California anunciaron la primera en el estado.

Funcionarios de salud del norte de California dijeron que la víctima fatal era un anciano que tenía otras afecciones de salud. Dijeron que murió el miércoles en un hospital en Roseville, donde estaba aislado.

El hombre probablemente estuvo expuesto al virus que causa el COVID-19 mientras viajaba en febrero en un crucero Princess desde San Francisco a México, dijeron las autoridades en un comunicado.

Por su parte, el Departamento de Salud del estado de Washington publicó cifras actualizadas el miércoles por la mañana, que muestran que nueve personas murieron por el virus en el condado de King, el más poblado del estado, y una persona más en el condado de Snohomish.

Hasta ahora el estado de Washington ha reportado 39 casos de COVID-19, todos en el área metropolitana de Seattle.

Investigadores del Centro Fred Hutchinson de Investigación contra el Cáncer y de la Universidad de Washington dijeron el domingo que tenían evidencia de que el virus del COVID-19 pudo haber estado circulando en el estado por hasta seis semanas sin ser detectado. De confirmarse, eso podría significar que hay cientos de casos no diagnosticados en el área.

Por otro lado, se han confirmado seis nuevos casos del coronavirus que causa el COVID-19 en el condado de Los Ángeles, donde había uno anteriormente, informó el miércoles una funcionaria local de salud.

Cada caso confirmado obedeció a un contagio por exposición conocida y no con un resultado de una transmisión comunitaria, según la doctora Barbara Ferrer, directora del Departamento de Salud Pública del condado.

En conferencia de prensa, Ferrer dijo que una persona fue hospitalizada y que las otras cinco fueron colocadas en cuarentena en casa.

El primer caso del condado se registró en enero: una persona que vivía en Wuhan, China, el epicentro del brote. Ferrer aclaró que esa persona dejó de ser infecciosa.