Mundo

Sudáfrica: Avistan al extraño leopardo 'de fresa' y lo capturan en sorprendentes fotografías

Sudáfrica: Avistan al extraño leopardo 'de fresa' y lo capturan en sorprendentes fotografías

Los leopardos son felinos salvajes de aspecto bastante reconocible: grande, de cuerpo grácil y fuerte, pelaje marrón y muchas manchas negras irregulares en todo el cuerpo. Sin embargo, existe una especie muy rara de encontrar, cuyos colores llaman bastante la atención.

Se trata de leopardo dorado, también conocido como leopardo de fresa o erizo, una especie de felino con una de las variaciones de color más raras del mundo y que, por lo tanto, son muy difíciles de ver en la naturaleza.

Pero esta mala suerte de avistamientos llegaron a su fin luego que una hembra de fresa fuera captada por una de las trampas para cámara, que no es otra cosa que una cámara oculta enfocando un cebo, con el único objetivo de captar a los animales que se acercan al lugar y así fotografiarlos.

Una de estas cámaras estratégicamente colocadas por Black Leopard Mountain Lodge en la región silvestre de Thabo Tholo, en Sudáfrica, muestran al mundo a una hermosa hembra de fresa mientras se alimentaba del cuerpo de una jirafa muerte luego de una tormenta eléctrica.

"Hoy compartimos posiblemente nuestra actualización más emocionante hasta ahora ... u n leopardo dorado, también conocido como leopardo de fresa o erizo. Esta es una de las variaciones de color más raras del mundo y en los últimos meses hemos capturado a esta leopardo hembra en algunas de nuestras trampas para cámaras y esta es la primera publicación de muchas que debemos lanzar", menciona Black Leopard Mountain Lodge a través de su cuenta de Facebook.

"En esta ocasión, una jirafa fue encontrada muerta después de una gran tormenta eléctrica y atrajo más que solo los carroñeros de bushveld normales. Nos sorprendimos cuando revisamos las imágenes de la cámara trampa para encontrar a este felino único festejando por el cadáver durante el día", agregan.

MANCHAS FRESA ¿A QUÉ SE DEBEN?

Los expertos que han revisado las imágenes coinciden en que este peculiar color se debería a un caso de eritrismo, es decir, una mutación en el gen receptor de melanocortina 1 (MC1R), cuya función es la pigmentación d ela piel y el pelo del felino.

Los animales que tienen algunas variantes que llevan al eritrismo, sintetizan menos eumelanina, pigmento responsable del color típico de los leopardos, negro y marrón. Y, por lo tanto, se generará más feomelanina, responsable del color rojizo.

Esta es la mutación genética responsable de las pecas y el cabello pelirrojo en los humanos, pero que también puede aparecer en otras especies animales.