Mundo

Vaticano investigará por abuso sexual a arzobispo chileno, tío de presidente Piñera

Vaticano investigará por abuso sexual a arzobispo chileno, tío de presidente Piñera

Santiago. La Nunciatura Apostólica en Chile informó este martes que el Vaticano abrió una investigación por un supuesto abuso sexual a un menor de edad que habría cometido hace más de cinco décadas el arzobispo chileno Bernardino Piñera, tío del actual presidente Sebastián Piñera.

"La Santa Sede ha dispuesto la realización de una investigación previa para averiguar si es verosímil la denuncia de un presunto abuso sexual a un menor de edad que habría sido cometido hace más de 50 años por monseñor Bernardino Piñera Carvallo, arzobispo emérito de La Serena", indicó el comunicado de la Nunciatura Apostólica chilena.

"Se está en contacto con la persona que ha presentado la denuncia y, al mismo tiempo, se está actuando en el respeto del principio de la presunción de inocencia", agregó la Iglesia.

De 103 años y tío del actual mandatario chileno, Bernardino Piñera es un reconocido formador de sacerdotes en Chile.

"Es un intelectual, un hombre que trabajó muy fuerte por la Iglesia Católica latinoamericana", afirmó el experto en temas de Iglesia Marcial Sánchez a la Televisión Nacional de Chile.

Bernardino Piñera presidió la Conferencia Episcopal chilena entre 1984 y 1988. Actualmente es arzobispo emérito de la ciudad de La Serena (500 km al norte de Santiago).

A fines de julio, la congregación de jesuitas de Chile pidió perdón por los abusos sexuales cometidos por su fallecido exlíder Renato Poblete, de quien se confirmaron 22 víctimas, cuatro de ellas menores de edad, a lo largo de más de cuatro décadas.

Poblete, fallecido en 2010, tenía amplias redes en el ámbito empresarial y político y fue capellán por más de dos décadas del Hogar de Cristo, la mayor fundación de ayuda a los pobres del país. Un parque fluvial en las afueras del Santiago llevaba su nombre.

En total, la justicia chilena investiga 158 casos de abusos sexuales que involucran a 219 miembros de la Iglesia y que dejaron presuntamente 241 víctimas, de las cuales 123 eran menores de edad en el momento de los hechos.

Los casos de abusos sexuales cometidos por religiosos destapados en los últimos dos años han afectado la incidencia de la Iglesia en la sociedad chilena, antes una de las más conservadoras y católicas de América Latina.

Fuente: AFP