Nacional

"Diseño del puente Leoncio Prado cumple con las exigencias", asegura ingeniero

El puente Leoncio Prado, construido a la altura de la cuadra 52 de la Vía Expresa de Paseo de la República, lleva nueve meses de funcionamiento desde que lo inauguró el exalcalde Luis Castañeda. Hace dos meses, luego de la aparición de un enorme bache en el asfalto, el Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros del Perú calificó la obra como de riesgo latente por supuestas irregularidades en el diseño. El ingeniero estructuralista Carlos Casabonne, de GCAQ Ingenieros Civiles, quien verificó el diseño, responde a dicha institución.


—¿En qué consistió la revisión que hizo al puente Leoncio Prado ?

La verificación del diseño se hizo antes de que se termine la obra, entre octubre y noviembre del año pasado. Se hizo para la gestión anterior. La Municipalidad de Lima me pidió un certificado para conocer si el diseño estructural estaba bien, y yo determiné que cumple con todas las exigencias reglamentarias. Revisamos el expediente de planos, nota de cálculo, las especificaciones técnicas.


—¿Las características del puente son las correctas?

Partimos de que este puente tiene forma de arco, pero no lo es. Tiene una viga Vierendeel, con una cuerda superior curva; tiene aspecto de arco, pero no funciona como tal. A diferencia de un ‘bow string’, no tiene péndolas, sino montantes [parantes] que están sujetos a fuerzas de complexión y flexión.


—Pero el expediente técnico, de acuerdo con la Contraloría General de la República, lo nombra puente de arco tipo ‘bow string’.

Quizá porque los que lo hicieron no tenían familiaridad con estructuras de este tipo y lo nombraron así. El Leoncio Prado es un puente tipo Vierendeel. En su forma puede ser un arco, pero en comportamiento es una viga. Por ejemplo, el puente Junín –construido en la Vía Expresa– sí es del tipo ‘bow string’.


—Una de las críticas del Colegio de Ingenieros es que las vigas tienen unas soldaduras que podrían enviar un esfuerzo extra a los cimientos, con riesgo de desviarlos.

Es que este puente no tiene un arco, sino una viga Vierendeel, que tiene otro funcionamiento. Esta requiere que todos los montantes estén rígidamente soldados a las cuerdas superior e inferior. Las soldaduras no son un problema.


—Otro cuestionamiento que mencionaba era la relación entre el largo de la plataforma y el alto, porque supuestamente no era lo adecuado.

Esa relación solo tiene que ver cuando se trata de arcos, pero este no lo es. En los arcos, la relación entre la altura y el largo está en manos del proyectista, quien decide si son más altos y echados. Esto tiene que ver con la rigidez, para que no haya vibraciones.


—Entonces, ¿a qué se deben las fuertes vibraciones del puente Leoncio Prado?

La rigidez del puente Leoncio Prado está correcta. El que vibre una estructura no es dañino, mientras no exceda ciertos límites. Todas las estructuras se mueven.


—La posición del Consejo Departamental de Lima del Colegio de Ingenieros es que, precisamente, se excedían los límites en las vibraciones en el puente. Según el ingeniero Óscar Rafael Anyosa, decano de ese consejo, incluso podrían llegar al doble de lo permitido.

Cuando hicimos la verificación, encontramos que el puente, en su resistencia y sus condiciones de servicio, era totalmente correcto. Además, el exceso de vibración tampoco es peligroso en caso de un sismo, eso no tiene nada que ver.


—El tema de las vibraciones se relacionaba con el informe de la Contraloría, que advertía situaciones adversas porque no se realizó la prueba de carga y no cumplió las especificaciones del expediente técnico. ¿Cuál es su respuesta a esto?

La Municipalidad de Lima debería hacer una prueba de carga, si es que no la ha hecho aún; pero eso ya sale fuera de nuestro encargo profesional. Sobre ese tema yo no me voy a pronunciar.