Nacional

Mi platita: ¿Son iguales la caja chica y los ahorros?

Mi platita: ¿Son iguales la caja chica y los ahorros?

'Coge dinero de la caja chica', es una frase que alguna vez hemos escuchado en casa. Y es que para cubrir ciertos gastos extras del hogar se necesita platita en efectivo y que esté a la mano. No te confundas, no nos estamos refiriendo a tus ahorros.

El Consultorio Financiero de Mibanco te da la definición de cada y los compara para que puedas administrar mejor tu economía:

A. Con la ‘caja chica’ puedes cubrir gastos cotidianos como útiles escolares que le pidan a tu hijo, artículos de limpieza que no hayas incluido en el presupuesto, el pago de un taxi que tomaste por urgencia o la celebración de algún logro obtenido por algún miembro de tu familia. Se asemeja a un fondo de emergencia, pero es más pequeño.

CONSEJO: Puedes poner este dinerito en una cajita de cartón, plástico o madera y guardarlo en un lugar que tú y las personas que desees, conozcan. No se trata de que todos sepan dónde está.

B. Con tus ahorros puedes proyectarte a un futuro, es decir, con ese dinero puedes comprar muebles, artefactos, departamento, auto... todo aquello que desees. Por lo general, este dinero no lo tienes en casa, lo depositas en una entidad financiera para esté más seguro y, además, gane intereses.

CONSEJO: Si quieres que tu platita crezca más y no tienes pensado usarla en los próximos meses, puedes optar por una cuenta a plazo fijo, que te da más intereses en menor tiempo.

+ DATOS
No guardes tus ahorros debajo del colchón o en algún lugar ‘seguro’ de tu hogar, uno nunca sabe qué puede pasar. Toma tus precauciones.

SABÍAS QUE...

En tu ‘caja chica’ puedes poner el vuelto que te queda después de las compras del mercado o ese sencillo que encontraste en los bolsillos de la ropa.