Nacional

Riesgo por talud en la Costa Verde | INFORME

Riesgo por talud en la Costa Verde | INFORME

El trinitense Jovian Gómez fue el último deportista en cruzar la Costa Verde, a la altura de la bajada de la avenida Sucre (en Magdalena), durante la competencia de ciclismo contrarreloj de los Juegos Panamericanos Lima 2019 del último miércoles. Solo doce horas después de esta prueba, se produjo un deslizamiento de piedras, tierra y material de construcción sobre ese sector del circuito de playas, lo que bloqueó los tres carriles en dirección del Callao a San Miguel.

El derrumbe ocurrió ayer, aproximadamente a la 1 a.m. No hubo personas heridas ni vehículos afectados. La Policía Nacional cerró la vía entre la Av. Sucre y la bajada Bertolotto (San Miguel), mientras que la Municipalidad de Lima envió una retroexcavadora, un minicargador y dos volquetes para retirar las piedras y tierra.

Los trabajos de limpieza, supervisados por los alcaldes de Lima Metropolitana, Jorge Muñoz, y de Magdalena, Carlomagno Chacón, culminaron ayer pasado el mediodía y se reabrió el tránsito en la zona. Hasta esa hora hubo tráfico en el circuito de playas debido a que los autos tenían que realizar turnos para poder cruzar.

La Municipalidad de Lima comunicó que, tras un primer diagnóstico de Defensa Civil, se determinó que el deslizamiento habría ocurrido por “la existencia de una grieta, así como la humedad producto de la cercanía al mar y áreas verdes en la parte superior del acantilado que, al parecer, no tiene riego tecnificado”.

La comuna indicó que para evitar nuevos deslizamientos se procederá a desquinchar la zona. Harán estudios topográficos e iniciarán la colocación de una nueva geomalla a lo largo del acantilado de la Costa Verde, en coordinación con los distritos costeros.

Mañana habrá una nueva prueba de ciclismo en la Costa Verde como parte de los Juegos Panamericanos.

Juegos Panamericanos

Sin cambios: El Copal comunicó que la Costa Verde se mantendrá como sede de la prueba individual de ciclismo (hombres y mujeres) prevista para mañana desde las 9 a.m.
Ruta: No obstante, el recorrido variará en un kilómetro hacia el sur, para evitar la zona del derrumbe.

— Protección temporal —
Las geomallas comenzaron a instalarse a lo largo de la Costa Verde en el 2014, durante la gestión municipal de Susana Villarán. También se colocaron el año siguiente, durante la última gestión de Luis Castañeda Lossio.

El ingeniero Zenón Aguilar, del Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid), explicó que las geomallas colocadas por la comuna metropolitana son provisionales porque solo amortiguan la caída de rocas de pequeño tamaño; sin embargo estas no impiden los deslizamientos.

“A lo largo de los barrancos se deben colocar unas banquetas, que son unos cortes escalonados, tipo andenes. Esto disminuirá considerablemente los derrumbes que puedan ocurrir. El problema es el alto costo que conlleva este tipo de ingeniería”, explicó Aguilar.

Enrique Valdivia, ingeniero especialista en costas, informó a El Comercio que otra de las acciones para mitigar el riesgo en la zona es aplicar concreto, tal como se hace en los túneles.

“Para este procedimiento se coloca un enmallado protector y anclajes en el acantilado. Pero antes de cualquier procedimiento las autoridades deben hacer un estudio de suelos porque muchas de esas zonas fueron rellenos”, dijo Valdivia.