Opinión

Aumentan las estafas

Aumentan las estafas

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante en busca de su pollito al horno parte pecho, bien jugosito, con arroz graneadito y ensalada rusa. Para tomar se pidió una jarrita de limonada al tiempo.

“María, así como la tecnología avanza a pasos agigantados, el fraude electrónico, también conocido como ‘estafas tecnológicas’, está a la orden del día con nuevas modalidades que crean los delincuentes. Se dan porque la gran mayoría de peruanos cuenta con un e-mail y un smartphone. Si bien estos equipos nos facilitan la vida, también nos exponen a ser víctimas de robos.

¿Qué es lo que buscan los ‘rateros informáticos’? El botín es amplio, así tenemos: números de tarjetas de crédito o débito, datos personales y bancarios, y saber nuestros movimientos del día, entre otros. Ante esto y lo que vivimos día a día en las calles, la seguridad se ha convertido en una especie de cuestión de supervivencia. Es tan grande la red delincuencial, que en el ‘mercado negro’ se puede conseguir herramientas para dejarnos, literalmente, sin nada. Las autoridades realizan agotadores esfuerzos por combatir a los ciberdelincuentes, pero estos encuentran la manera de hacer de las suyas.

Por eso es bueno que los peruanos conozcamos nuevas y ya conocidas modalidades de ‘estafas tecnológicas’. Recuerden que siempre es bueno prevenir antes que lamentar:

Las señales WiFi abiertas: Podríamos estarle dándole a un tercero la posibilidad de acceder y manipular información privada como cuentas bancarias, contraseñas y fotos personales, entre otros datos para que los usen en nuestra contra.

Bloquean chips de celulares: Los delincuentes bloquean líneas telefónicas, para después, utilizando una carta notarial falsa, conseguir un nuevo chip con el mismo número y así acceder a información privilegiada.

Mensajes de texto con premios: A tu smartphone llega un SMS asegurándote que ganaste algún premio e incluso te dan un número telefónico para que llames. En algunos casos te piden datos personales y hasta números de cuentas para, supuestamente, depositarte el dinero. Pero en otros te solicitan la plata y que hasta hagas recargas por varios cientos o miles de soles.

Cuidado con el ‘Pharming’: Los ciberdelincuentes hacen uso de páginas web falsas que suplantan a las originales. Con el ‘Pharming’, el hampa busca atraer a sus víctimas hasta estas websites para apoderarse de información confidencial que luego usarán en su perjuicio.

No caiga en el ‘Skimming’: Consiste en copiar la banda magnética de la tarjeta de crédito o débito para luego transferir la información confidencial (número y claves) a otra tarjeta en blanco”. Pucha, ya no estamos a salvo en ningún lado. Hay que mantenerse alertas. Cuídense.