Opinión

Consumo de alcohol en jóvenes

Consumo de alcohol en jóvenes

Elfotógrafo Gary llegó al restaurante por un rico escabeche de pollo con presa grande, arrocito blanco, ajicito molido y una jarrita de emoliente calientito para aplacar el frío.

“María, estoy preocupado por la facilidad que tienen los jóvenes de ahora para beber licor desde temprana edad. Sin irme muy lejos, el otro día, vi a mi sobrino de solo 15 años ‘brindando’ con su papá. Fue el colmo cuando mi hermano le pidió que vaya por más cervezas. Tuve que intervenir y explicarle lo mal que hacía. Felizmente, me entendió y me prometió no fomentar en mi sobrino el consumo de alcohol.

Esto me hizo pensar en los miles de adolescentes y jóvenes que empiezan de esta misma manera sin ningún control. Primero con una copita, la cual muchas veces es invitada por el mismo padre o tío en casa, y luego en la calle, donde ya se sienten libres para poder embriagarse. Muchas veces, estos adolescentes se convierten en víctimas de ‘peperas’ o delincuentes que al verlos mareados, los atacan y hasta los matan.

Según Cedro, esta situación de ‘iniciación en el mundo del alcohol’, por parte de los padres, es muy común en nuestro país porque existe una permisividad social muy fuerte.

“Muchos padres prefieren incluso que sus hijos comiencen el consumo de licor en casa para tener una mayor sensación de seguridad. El problema es que muchas veces este consumo escapa del control de los progenitores, y continúan con el consumo a escondidas”, dice Ismelda Rodríguez, psicóloga de Cedro. Pero ¿qué podemos hacer para evitar esta situación? Aquí, algunos consejos.

*Déjele claro a sus hijos que desaprueban el consumo de alcohol.

*Si bebe, no le grite. Se pondrá a la defensiva y solo conseguirá empeorar la situación.

*Hágale saber que usted estará ahí para lo que necesiten y conteste todas las preguntas que tengan.

*Converse con ellos y adviértales de que el consumo de alcohol afecta al juicio. Lo podría llevar a hacer algo de lo que después se arrepienta, como tener relaciones sexuales sin protección, meterse en peleas y otros.

*Haga hincapié sobre los peligros que corren, como el estar a merced de que alguien les ponga droga en la bebida.

*Si insiste en beber alcohol, recomiéndele comer algo antes, no tomar mucho y alternar los tragos con refrescos o agua.
Recuerde que empezar a beber antes de los 14 años se asocia con el incremento de riesgos para la salud, los pensamientos suicidas e intentos de quitarse la vida”.

Gary tiene razón. Tenemos que evitar el incremento del consumo del alcohol en los jóvenes. No debemos tomarlo como si fuera algo normal.

Me voy, cuídense.