Opinión

Sancochado electoral

Sancochado electoral

Este Búho tiene varios lustros cubriendo elecciones presidenciales. Mi conclusión es que, a excepción de Fernando Belaunde, ningún presidente que le siguió, llámese Alan García, Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Ollanta Humala o PPK, cumplió lo que prometió. Todos mintieron.

El primer gobierno de Alan García fue un desastre no solo en lo económico, con una hiperinflación de cuatro dígitos, sino por niveles estratosféricos de corrupción encabezados por el mandatario y ministros ‘joyitas’ como Rómulo León o Remigio Morales Bermúdez.

LEE MÁS: Historias Nunca Contadas | La fortuna de Alan, nuevas pistas

Fujimori hizo honor a su frase ‘no soy un caído del palto’. Si bien recompuso la economía con un draconiano ‘shock’ sin ningún plan de asistencia social, junto con Vladimiro Montesinos le robaron al Estado peruano miles de millones de dólares.

Alejandro Toledo, que llegó a la presidencia enarbolando las banderas de la lucha contra la corrupción, fue denunciado por su amigo y socio Josef Maiman por haber cobrado una coima de más de 30 millones a Odebrecht por la Carretera Interoceánica. Y todavía, según funcionarios de la empresa, cuando el mandamás de la constructora en el país demoraba algunos días el pago de los millones, el ‘Cholo’ le gritaba por teléfono: '¡¡Oye, Barata, paga carajo!!

Ollanta Humala se convirtió en un ‘Cosito’ en el gobierno, pero según Barata, él y su esposa lo esperaban en su departamento de Miraflores para recibir sus maletines repletos de miles de dólares por coimas. ¡Qué vergüenza!

PPK cayó en lo mismo. Su sucesor Martín Vizcarra enfrentará graves cargos apenas termine su mandato. ¿Y qué nos espera con los más de veinte aspirantes a la presidencia, de los que diez de ellos ya han tentado con otras tiendas políticas llegar como sea a la más alta investidura?

Lo que se nos presenta a menos de siete meses de las elecciones en un verdadero ‘sancochado electoral’.

  • GEORGE FORSYTH: Ya inició su campaña y de una manera francamente penosa. Me hizo recordar al animador Augusto Ferrando que lloraba por cualquier cosa, pero un candidato debe controlar sus emociones. Por la noche estaba soltando gallos en en el programa de Magaly. ¿Y sus propuestas?
  • DANIEL URRESTI: ¿Cómo le podemos creer cuando habla de moralidad y lucha anticorrupción si es el abanderado del partido Podemos, de José Luna, padre e hijo involucrados en gravísimas acusaciones de lavado de activos de plata de OAS a favor de Luis Castañeda Lossio?
  • KEIKO FUJIMORI: ¿Con qué autoridad quiere ser presidenta si está investigada por recibir para las elecciones del 2011 más de cuatro millones de dólares de conocidos empresarios que aseguraron a la fiscalía que le dieron la plata en su mano, pero la candidata nunca declaró el dinero a la ONPE y los ‘pitufeó’?

Los demás aspirantes también están flotando en ese indescriptible ‘sancochado electoral’. Julio Guzmán parece chef de restaurante, que está convirtiendo a su agrupación en la emblemática sopa, al juntar a la modosita Flor Pablo con la bullanguera ‘terror de los ambulantes’ Susel Paredes. Eso no es nada.

En Acción Popular la pelea por la candidatura presidencial se ha reducido a dos postulantes, Alfredo Barnechea y Yohny Lescano, dejando rezagado a Raúl ‘Pollo’ Diez Canseco, según un sondeo de acciopopulistas de la Universidad Católica. Se enfrentan el limeño ‘ilustrado’ y el provinciano beligerante. Puede que, ante el peligro del puneño, hombres influyentes en el partido, como el mismo ‘Pollo’, ‘Vitocho’ García Belaunde y Jorge Muñoz, apoyen a ‘Chicharrón’.

En la izquierda la cosa está que quema. La ubicua Verónika Mendoza ahora correrá por ‘Juntos por el Perú’ y la apoya una facción disidente del partido del controvertido Vladimir Cerrón, mientras en el Frente Amplio, Marco ‘Cura’ Arana sufre los embates de su partido y lo acusan de ‘autócrata’. Prefieren una alianza con Mendoza que figura mejor ubicada en las encuestas, mientras Arana está entre los ‘pitufos’.

En Alianza para el Progreso nadie discute el liderazgo de César Acuña, pero se están sacando los ojos por los que lo van a acompañar en la plancha. Máximo San Román, con el partido Contigo, se quedó desubicado cuando Hernando de Soto logró convencer a Carlos Añaños, exitoso empresario ayacuchano, para que integre el partido Avanza País.

Ahora San Román está buscando a otro de ese perfil, y habría sondeado al huaracino competidor de la Shell, Oswaldo Hidalgo, de la internacional ‘Vistony’, para que integre su plancha.

En el Apra buscan aprovechar la exposición mediática del exministro Abel Salinas por la pandemia para hacer dupla con el minero Roque Benavides. La cosa recién comienza y hay mucho pan por rebanar, y más ollucos, papas y camotes seguirán engrosando el ‘sancochado político’. Apago el televisor.