Opinión

Se viene un problemón en la avenida Canadá y ni el 'Tigre' lo va a poder solucionar, pero primero les voy a contar cómo nace la historia

Se viene un problemón en la avenida Canadá y ni el 'Tigre' lo va a poder solucionar, pero primero les voy a contar cómo nace la historia

Del saque somos carnecita... Se viene un problemón en la avenida Canadá y ni el ‘Tigre’ lo va a poder solucionar. Lo preocupante es que se presenta a 56 días del debut en las Eliminatorias. Pero primero les voy a contar cómo nace la historia. El capítulo I se titula: ‘Abertura de carne’. Un extremo que creció al frente del Mall Aventura de La Colonial se regaló mal. Su señora hackeó su Instagram y descubrió sus engaños y conversaciones hot recontra subiditas de tono. Cuentan que la doña es recontra celosa y por eso hizo el seguimiento. Le dio confianza hasta que se descuidó. Reventó el chancho y en una le pidió el divorcio. Tiene todo el material donde varios caen contando sus intimidades. Y eso pasa porque la ‘cochinadita’ no se escribe en un celular. El tema es sencillo: La esposa pide un billetón para firmar los papeles de la separación. Paga o paga, así como despilfarra con las trampas. La cosa es que por bocones y malhablados habrá varios ‘damnificados’. Incluso, ya le chorrearon la información a la mujer del ‘Solcito’, quien se ha quedado sorprendida y asqueada de que su maridito haga ‘cardio’ en los baños. Ayayayayay...

El capítulo II lo llamaremos ‘Muñeca de plástico’. Hay varios de Europa que le mandaron pasajes a una que su nombre rima con ‘Anamilé’. Hizo ‘turismo’ por Turquía, Rusia y España. También visitó los Estados Unidos y otros países más. Esa flaca es la misma que salía con el ‘Rey de los casinos’ y tiene más ‘contactos’ que las páginas de Teléfonica. La modelo venía con maletas llenas de ropa de marca y con su cartera Louis Vutton repleta de euros. Pero no se la llevó de alivio porque la descubridora la timbró para insultarla y tildarla de lo que ustedes ya saben. Los chats eran revelaciones de los detalles de cada seleccionado con la anfitriona. Y con ‘calendario’ y videos para los ‘zapatos rotos’. Eso no corre. No es de hombres, aunque ya es costumbre de esa batería. Rexuxa...

El capítulo III es el ‘Cornudo’. Aquí hay una conversación de grupo que puede partir al ‘equipo de todos’. Yo no creo que dicha ‘maleta’ pase desapercibida en la concentración. Mínimo hay un destrabe, sacada al fresco y puede llegar a puñete. Una cosa es un comentario en ‘joda’ y otro decirle ‘cornudo’ a tu compañero, vía redes, con la gente que clasificó al Mundial. Allí ya no es broma. Es ‘coba’ y burla. Se le fue la lancha al ‘turco’ que pasó por Portugal. Se dirigió de esa manera con un zambito, quien ya avisó que viene a reventarlo si todo sale a la luz. Se pintó de canchero y al final cayó como sonso. Es una situación complicada en lo deportivo. Cómo sanas esa herida. Ya la tienen desmenuzada el entrenador, el presidente de la Federación, el gerente de selecciones y jugadores. Hagan algo pronto. Así es...

Queda demostrado que ya no hay favoritos en el fútbol. La boquilla, declaraciones humillantes, el dinero, cartas pases y apellidos no ganan los partidos. PSG le volteó el partido al Atalanta en los últimos 3 minutos y clásificó a la semifinal de la Champions. El cuadro italiano, cuya plantilla completa gana al año lo que percibe Neymar, estuvo a un abrir y cerrar de ojos de hacer historia. Iba 1-0 y en los descuentos le voltearon 2-1. La firme que el brasileño es un fuera de serie, un monstruo. Junto a Mbappé, que entró en el segundo tiempo, hicieron la fiesta. Pero creo que el técnico italiano ayudó a la reacción. Cometió un error al sacar a Duvan Zapata. El colombiano, así cansado y torpe, los tenía enfermos y distraídos a Thiago Silva y la defensa. Chocaba como un camión y aguantaba. Apenas lo sacó se le vinieron los indios. Parecía que atacaban 15 y defendían 10. Ese cambio inclinó la cancha. Curuju... Me voy, soy fuga.