Opinión

¡Una buena noticia!

¡Una buena noticia!

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por su espectacular lomo saltado a lo pobre con rocotito molido y una jarrita de agüita de maracuyá al tiempo.

“María, no todas las noticias son malas y trágicas. También hay ¡¡muy buenas en el Perú!! Me sorprende gratamente lo conseguido por la estudiante de posgrado Roxana Quispe Collante, quien sustentó en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos una tesis en quechua. Era la primera vez que se hacía algo así en la citada casa de estudios.

El veredicto del jurado que la evaluó fue ‘excelente con nota 20’. Ella analizó la poesía de Andrés Alencastre Gutiérrez y la fusión del catolicismo andino y del sincretismo cultural cusqueño. Hay que reconocer que el trabajo de esta magíster en Lingüística y docente universitaria no fue para nada sencillo. Aunque domina el quechua, tuvo que viajar varias veces a provincias cusqueñas para conseguir una interpretación casi perfecta.

Su trabajo, una vez más, nos demuestra que ‘el que estudia, triunfa’. Fue tan sobresaliente su presentación que uno de los jurados, el doctor Mauro Mamani Macedo, dijo: ‘Esto es histórico. Nosotros avanzamos por nuestro corazón indio’. Hay que sentirnos orgullosos de nuestras raíces y, por eso, quiero dejar algunos tips para ponerlos en práctica a la hora de estudiar:

Lo más recomendable es estudiar cada día, pero todos sabemos que nunca se hace eso. Con un horario de estudio te acostumbrarás a trabajar, estudiar y hacer labores de manera rutinaria.

Estudiar en el salón de casa o en la habitación puede hacer que tu mente se distraiga. Es más recomendable ir a una biblioteca porque te concentrarás más y sobre todo encuentra un sitio tranquilo, silencioso y donde puedas ordenar tus cosas.

Desconecta tu celular. Si te resulta muy difícil controlarte y no agarrarlo, déjalo en casa o en alguna otra habitación hasta que acabes de estudiar.

Haz un esquema antes de empezar a estudiar. Separa los temas y apartados, y cada día céntrate en uno nuevo. Estudia con tiempo. Cada día te concentrarás en un solo tema y el esquema te ayudará a organizarte.

Estudia entre 45 y 60 minutos y descansa diez. Expertos señalan que tras 45 o 60 minutos el cerebro empieza a distraerse, por lo que es mejor descansar y pasear un rato. Durante las pausas intenta tomar el aire, salir y despejar la mente.

Realiza resúmenes. Crear cuadros sencillos ayuda a aprenderse las palabras e ideas claves y relacionarlas entre ellas. Si escribes en distintos colores y en distintas hojas te será mucho más sencillo acordarte”. Pucha, le doy toda la razón a mi amigo Gary. Me voy, cuídense.