Política

Carlos Basombrío: "En FP juegan a que pase el tiempo" [ENTREVISTA]

Carlos Basombrío:

El analista político comenta que el pronunciamiento del presidente del Congreso, Pedro Olaechea, que dirigió hacia el presidente Martín Vizcarra está vinculado a su propuesta de adelanto de elecciones y la crisis minera en Tía María. Sobre este tema y otros más, conversamos con Carlos Basombrío.

¿Qué interpreta del mensaje de Olaechea hacia el presidente Vizcarra al decirle que “no tenga miedo de gobernar”?

-En lo inmediato, encierra dos ángulos. El primero está relacionado con un pedido de que no adelante elecciones. Y, segundo, se refiere al proyecto minero Tía María por la forma en que manejó ese conflicto, con los resultados que se conocen. E incluso por los audios que lo colocan como alguien que no se atreve a gobernar en el sentido de ejercer su autoridad.

¿Tiene una interpretación más amplia sobre esto?

-Es un indicio sobre adónde está yendo el Congreso. La mayoría del Legislativo está en crisis abierta por la propuesta de adelanto de elecciones. Todo parece indicar que no habrá resultados favorables para el presidente, a menos que se produzca un cambio en el escenario político. De lo contrario, me parece que no va a prosperar su propuesta.

Si la apuesta del fujimorismo es no apoyar el adelanto de elecciones, en términos tácticos no queda claro cómo lo pondrán en práctica...

-Quisiera insistir en que eso es lo que parece hasta ahora. Porque todavía lo que prima es muy difuso. Pero si nos guiamos por los últimos acontecimientos, pareciera que el fujimorismo está en una lógica de oponerse al adelanto de elecciones.

Porque la Comisión de Constitución a estas alturas del año todavía no está instalada…

Existen razones importantes para acelerar (su instalación), (pero va) despacio. Lo primero que dirá Rosa Bartra (presidenta de Constitución) es llamar a especialistas, constitucionalistas, grandes personas que pensaron sobre el tema para ver si deberíamos meternos en esto. ¿Tiene sentido? Sí. Pero sabemos que en ese proceso, se acaba el tiempo. Creo que están jugando a eso.

¿Y qué más tendrían en mente?

-Reforzar la imagen de que Vizcarra no quiere gobernar y se ha escapado de los problemas (del país). Buscarán desgastarlo. Repetir (que no quiere gobernar). Repetir eso va creando una imagen de que el mandatario se ve debilitado. Para que renuncie él y Mercedes Araoz y así haya elecciones. Y para que en ningún caso Vizcarra tenga la victoria (con su propuesta de adelanto de comicios).

¿Y sobre el tema de la vacancia?

-Es la versión extrema (de lo que expliqué). El fujimorismo ha dicho que lo discutirían. Sería una barbaridad que hicieran una vacancia en este momento. Creo que pueden jugar a eso. Pero ahora no hay condiciones para nada. Sería visto como una barbaridad y prepotencia.

¿La renuncia de Mercedes Araoz, Carlos Bruce y Ana María Choquehuanca a PpK es atribuible a Vizcarra?

-Hay una vinculación directa. Aunque no sé si también en el caso de Choquehuanca. Creo que en su caso, tiene que ver más con maltratos internos.

¿Qué interpreta específicamente de la salida de Araoz?

-Creo que, en lo fundamental, es mandar un mensaje político de que Araoz no está de acuerdo con el presidente en el adelanto de elecciones y sobre Tía María. Además, lo ha ratificado en todos los programas políticos. Son los dos temas centrales sobre los que toma distancia.

¿Qué tanto afecta al presidente estas salidas?

-Solo simbólicamente. Esa bancada no va a definir nada. Ni lo definió antes ni ahora. Pero sí lo hace en dos sentidos: no hay ninguna bancada que diga “yo respaldo al gobierno”; y existe el golpe de que Yesenia Ponce sea parte de oficialismo.

Es un golpe moral...

-Comprendo a Salvador del Solar cuando dice “hasta dónde vamos a llegar”...

Sobre el pedido del fiscal supremo Tomás Gálvez, de retirar del equipo Lava Jato a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, ¿está en peligro la investigación con ese tipo de acciones?

-Está en un momento de definición que puede perjudicar el avance de la investigación. Pero existe un tema trunco: la reforma de la justicia. De los cinco fiscales supremos, tres forman parte de las denuncias de que tienen vínculos con Los Cuellos Blancos del Puerto. Y de ello, el 95% de responsabilidad es del Congreso, que los ha protegido a morir.

¿Cuando el presidente Vizcarra se expresó en contra de devolver los S/524 millones a Odebrecht, fue por decir algo que al pueblo le gustaría escuchar o puede haber algo más allá?

-Prefiero pensar que no hay algo más. Ha sido terrible para su gobierno que existan vínculos de Odebrecht con su expremier César Villanueva, quien fue el principal artífice de la salida de Pedro Pablo Kuczynski. Y todo parece indicar que ese señor se levantó en peso un montón de plata al igual que otros. Eso también desgasta al gobierno.

Si se llegaran a superar los problemas en el Congreso, ¿tiene la esperanza de que el próximo Legislativo sea mejor?

-Depende de la suerte. Las reglas de juego son básicamente las mismas. Todo el armatoste que quería armar el Ejecutivo ha sido puesto de lado. El presidente se rindió en toda la reforma. Y, luego, el plazo es corto para que conozcamos a los candidatos. Si tenemos suerte, habrá alguien interesante. No veo garantías para que sea mejor.