Política

"El cuerpo está un poco débil sin ninguna comida": Mark Vito en su cuarta noche de huelga de hambre

Desde una carpa en el exterior del Penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, Mark Vito, esposo de Keiko Fujimori, en su cuarta noche de huelga de hambre, contó cómo son sus días y noches desde que inició la medida de protesta porque considera que existen "abusos y excesos" en la investigación que se le sigue a la lideresa de Fuerza Popular.

"En el día hay un sol que quema en un gringo terrible  y en la noche hay un frío que no te deja dormir. Hay camiones que pasan en la noche. Cuando estás a punto de dormir el temblor te despierta, también hubo un desmonte a las 03:00 a.m.", expresó en diálogo con Canal N.

Asimismo, el estadounidense dijo que no se ha alimentado con ninguna comida y que su cuerpo está "un poco débil", pero que "vale la pena" para que los peruanos estén más enterados del caso de su esposa.

"El cuerpo está un poco débil sin ninguna comida. Todo vale la pena para que la gente esté más consciente de tantos abusos, tantos excesos que están pasando en el caso de Keiko Fujimori. Ella nunca ha sido gobierno, nunca manejó presupuesto de Estado, siempre ha dado la cara. 20 años de persecución política", manifestó.

Según Mark Vito, tomó la decisión de iniciar una huelga de hambre sin que se entere su esposa porque se imaginó que ella no iba a estar de acuerdo.

"Tomé la decisión en nombre propio sin su conocimiento, me imaginaba que no iba a estar de acuerdo, porque es una persona que siempre piensa en los demás. Creo que jamás estaría de acuerdo en poner mi salud y vida en riesgo", señaló.