Política

Un Mensaje a la Nación gris y que deja poco para el optimismo

Un Mensaje a la Nación gris y que deja poco para el optimismo

El de ayer fue el último Mensaje a la Nación de Martín Vizcarra como presidente constitucional de la República.

Tras casi dos horas de presentación ante el Congreso y frente a la mirada de todo el país, el análisis general es que  tuvo muchas omisiones y cayó, por momentos, en generalidades.

De acuerdo a los analistas consultados por este Diario, faltó una mayor capacidad de autocrítica de su gestión frente a la pandemia y una explicación para reducir sus efectos socioeconómicos en el año que aún le queda.

En esa línea, el analista político Luis Benavente considera que Vizcarra no hizo un mea culpa acorde a la crisis producto de la pandemia. En vez de ello, dijo, el jefe de Estado dio un mensaje triunfalista.

De igual manera Santiago Mariani, analista y docente de la Universidad del Pacífico, expresó que esperaba un discurso que explique por qué el programa Reactiva Perú no llegó a todos los peruanos.

Por su parte, María Alejandra Campos dijo que el Pacto Perú tendrá poca efectividad teniendo en cuenta la gran cantidad de partidos políticos (24) que hay en la actualidad y que difícilmente se pondrán de acuerdo. 

En tanto, Juan de la Puente valoró este nuevo pacto y confía en que se incluya a la sociedad civil.

“Debió haber ofrecido disculpas”

Luis Benavente Gianella, analista político y director de Vox Populi

“El presidente Martín Vizcarra debió haber dado un mensaje autocrítico y no uno triunfalista después de dos años y medio de gobierno en los que no se han visto logros ni, menos aún, un control de la pandemia. Creo que no ha mostrado la responsabilidad del papel que, como presidente, le correspondía, acorde con la emergencia mundial producto de la pandemia. Tampoco actuó a tiempo cuando se activaron las alarmas mundiales por el coronavirus para elaborar un plan estratégico o formar un comité de crisis.

En vez de ese triunfalismo, los peruanos hubiéramos querido ver al presidente asumir ciertas responsabilidades y pedir disculpas por sus errores. Con ello, hubiera recuperado credibilidad. Por otro lado, tampoco he escuchado que haya dicho cuáles van a ser los pilares de la recuperación económica del país, dada la gran pérdida de empleos que tenemos. Sobre el Pacto Perú, lo veo como un poema de buenas intenciones pero en la realidad, el presidente no ha dado muestras de diálogo. Antes, se enfrentó al Congreso, aprovechando su desprestigio; tampoco tuvo acercamiento con los partidos políticos y otros actores de la sociedad civil”.

“Es un mensaje de esperanza”

Juan de la Puente, analista político

“Ha sido un mensaje que ha tenido un enfoque coyuntural, que seguramente a muchos les ha parecido aburrido en detalles. Luego, ha tenido una primera parte estructural con un remate político, que es el Pacto Perú.  Es un discurso que ha recuperado la promesa del presidente a inicios de la emergencia. Un mensaje de esperanza. El Pacto Perú, anunciado por el presidente Martín Vizcarra, debió haberse producido durante las primeras semanas de la emergencia. No me parece que sea tarde pero para efectos de que se cristalice, debe tener un plazo para la conversación, no puede ser infinito. Segundo, no solo debe ser un pacto con representantes de partidos que estén en el Congreso sino también con los que van a participar en las próximas elecciones. También se debe incluir a la sociedad civil, a la empresa privada, a los trabajadores, el agro, los colegios profesionales y representantes de las iglesias. El pacto marca una diferencia con respecto a diálogos anteriores que no han sido efectivos. Se espera que sea vinculante con cuatro o cinco parámetros para la campaña electoral, de tal manera que quien gane la elección no se aleje de aquellos lineamientos a los que se comprometió. Hay que tener expectativa por ese acuerdo porque significarán reglas de juego claras”.

“Faltó admitir fallas en Reactiva”

Santiago Mariani, analista político de la Universidad del Pacífico

“En el discurso presidencial faltó autocrítica para explicar la poca eficacia de la reactivación económica en beneficio de todos los peruanos. El presidente Martín Vizcarra ha dicho que el Perú es uno de los países que ha otorgado mayores recursos a la población en el mundo. ¿Cómo se explica esta premisa si el Perú registra la mayor caída del PBI en Sudamérica? En este caso, los recursos estuvieron mal orientados en una política que debió enfocarse en la gente y no en las grandes corporaciones a las que se entregaron los recursos de Reactiva y que, a la vez, presionaron para ejecutar la suspensión perfecta. Por eso, faltó una fuerte autocrítica en señalar que la reactivación económica no estuvo bien orientada. Tuvo fallas.

De otro lado, el anuncio de nuevos bonos es saludable pero resulta insuficiente porque las políticas públicas actuales no han estado priorizando a las personas de sectores vulnerables de extrema pobreza.

Con ello, la gente más necesitada va a creer menos en cualquier pacto porque no se siente representada, no ha sentido que las políticas de gobierno estén a la altura de las circunstancias”.

“El discurso ha sido mediocre”

María Alejandra Campos, analista político

“El discurso del presidente Martín Vizcarra ha sido bastante mediocre, sobre todo por el anuncio del Pacto Perú. Sin reforma política, no hay un grupo de representantes de partidos políticos lo suficientemente relevantes como para sentarse en una mesa y definir políticas a largo plazo. Si vamos a seguir teniendo 24 partidos políticos, ¿qué sostenibilidad tendrá esa mesa de diálogo? El pacto será un saludo a la bandera, un asunto protocolar. Pese a ello, creo que el presidente Vizcarra es consciente de las limitaciones de esta propuesta. Por el contrario, en el tema de la reforma política, y las reglas electorales, el presidente Vizcarra no ha sido preciso. En general, el mensaje de Martín Vizcarra fue un listado de compras interminables, con mucho hablar en primera persona y con pocas luces de lo que se viene. Pensaría que el mensaje ha podido ser más breve pero más contundente, que le de una expectativa a los peruanos porque hay mucho por hacer. En ese sentido, no ha habido un mensaje-país en general que englobe la problemática que está viviendo el Perú en las actuales circunstancias”.