Tecnología

Pastelería San Antonio se reinventa y se convierte en un minimarket durante el estado de emergencia

Pastelería San Antonio se reinventa y se convierte en un minimarket durante el estado de emergencia

Tal como lo anuncio el CEO de la Pastelería San Antonio, Rubén Sánchez-quien dirige esta empresa con 60 años en el mercado-en una entrevista a Emprende Trome, la reconocida compañía peruana se reinventaría y ahora lo consumó: ahora es un minimarket.

“Hay que ser creativos. En mi negocio, que es un restaurante-cafetería, la gente no va a ir cuando termine la crisis porque tienen miedo de que te sientes al lado de una persona que te va a contagiar. Por eso hay que reinventar el negocio, he pensando fortalecer mi delivery, los mozos lo tendrán que hacer, ampliar el surtido de mi tienda (poner más cosas de primera necesidad). En el caso de que haya una nueva cuarentena, las tiendas pueden estar abiertas sin gente y ser un sustituto de supermercado”, dijo Sánchez en una entrevista a Trome.

AQUÍ: LEE LA ENTREVISTA AL CEO DE SAN ANTONIO

Ahora, para enfrentar la crisis del COVID-19, San Antonio podrá mantener a todo su personal-como lo había pronosticado el CEO-con este nuevo negocio que estará en el rubro de alimentos básicos, agregando el servicio de envío por delivery.

El minimarket cuenta con productos como harina, huevos, mermeladas artesanales, vinos, cervezas, gaseosas, frutos secos, condimentos, conservas de pescado, lácteos, arroz, menestras, fideos, harina, entre otros. Sus clásicos pasteles, sándwiches y otros productos también se comercializan en el local.

“Pronto nuestra web estará activa por delivery. Desde hoy jueves a la 1 p.m. abrimos nuestra tienda de Angamos de productos para llevar. Los esperamos para servirlos con la calidad de siempre”, anunció la compañía.

Pastelería San Antonio cambió de rubro. (San Antonio)

La Pastelería San Antonio cerró temporalmente todos sus establecimientos debido a la pandemia del coronavirus, pero se ganó el corazón de miles de peruanos cuando adelantó el sueldo y repartió las utilidades con sus trabajadores, así como dividió la mercadería de los locales entre las familias de los empleados.

“El motor de la economía son los emprendedores, funcionan como un circulo virtuoso, como el panadero, todo se ayudan, el optimismo es lo único que nos ayudará a salir adelante. Aquel que no sea optimista morirá o está condenado a fracasar. Ellos tienen ese espíritu guerrero que combate todas las adversidades”, dijo Rubén Sánchez en la entrevista que ofreció a Trome.

Rubén Sánchez, CEO de la Pastelería San Antonio. (Linkedin)

REACCIONES EN TWITTER