Vida

Apendicitis aguda en niños: ¿cómo reconocer esta enfermedad?

Apendicitis aguda en niños: ¿cómo reconocer esta enfermedad?

La apendicitis aguda es una enfermedad que se produce por la inflamación aguda del apéndice cecal en cualquier edad de la vida. La enfermedad se vuelve preocupante sobre todo cuando afecta a los más pequeños.

Un niño puede tener apendicitis aguda por múltiples factores: estreñimiento, antecedentes de infección respiratoria o digestiva, infección por parásitos, entre otros, según lo explica el doctor José Luis Apaza, cirujano pediátrico de la Clínica Ricardo Palma.

Los padres deben sospechar que su hijo puede tener esta complicación cuando presenta dolor abdominal, cuya intensidad va en aumento con el transcurso de las horas: al inicio puede ser difuso y luego se localizará principalmente en el lado derecho del abdomen bajo.

Sus síntomas más frecuentes son: dolor abdominal de más de 6 horas de duración que se incrementa conforme pasa el tiempo, náuseas y vómitos, fiebre, mal estado general, deshidratación y fiebre persistente. Cuando la evolución de la apendicitis aguda es mayor a las 24 horas puede causar una peritonitis generalizada.

El diagnóstico es eminentemente clínico basado en el examen físico y la evolución de los síntomas que refieren los padres y el niño. Además, para detectarlo se realizan análisis de sangre y ecografías. Si el especialista aún tiene dudas, evaluará la posibilidad de realizar una tomografía abdominal con contraste

¿Cómo se trata?

Con una operación. Debe ser realizada apenas sea diagnosticada por un cirujano pediatra. Cuando es convencional o clásica, se efectúa a través de la apertura del abdomen. Si es una cirugía laparoscópica, se colocan dispositivos muy pequeños de menos de 1 cm en la pared abdominal para ingresar al abdomen y realizar la intervención de forma mínimamente invasiva.

La recuperación puede demandar hasta 5 días de hospitalización, dependiendo del tipo de procedimiento.