Vida

"Dine for Change": tres reconocidos chefs unieron sus talentos en una noche memorable

El pasado martes, Lima volvió a ser la sede elegida por Diners Club International para una nueva edición de “Dine for Change”, un evento a beneficio de Operación Sonrisa, donde la alta cocina se une por una buena causa. Como bien se sabe, desde 1999 Operación Sonrisa, a través de misiones médicas en Lima y provincias, ayuda a que miles de niños con paladar hendido y/o labio fisurado tengan una vida normal.

CAMBALACHE

En la primera edición, el chef Mitsuharu Tsumura recibió en Maido a los cocineros Harry Sasson, de Colombia, y Mariano Ramón, de Gran Dabbang en Buenos Aires. En esta ocasión, el lugar elegido fue la maravillosa Casa Moreyra del restaurante Astrid y Gastón.

Las estrellas latinoamericanas participantes fueron Jorge Muñoz, excocinero de Patka en Barcelona y hoy chef de Astrid y Gastón en nuestra capital; Mitsuharu Tsumura, mejor restaurante de nuestros país (Summum) y de Latinoamérica (50 Mejores restaurantes de Latinoamérica); e Iván Ralston, que tiene dos estrellas Michelin y es la mente creativa de Tuju Restaurante, en Brasil, donde se rescatan los sabores tradicionales de la cocina paulista bajo técnicas vanguardistas.Los tres reconocidos chefs unieron sus talentos en una noche memorable.

MENÚ

Tuvo 11 pasos entre snacks, entradas, principales y postres. El maridaje de la noche estuvo a cargo de vinos Zuccardi.

Empezamos por los snacks: una esfera de ocopa (Tsumura), almeja azul con coco (Ralston) y cuy Pekín (Muñoz). Siguieron las entradas, donde Tsumura presentó un tartar de toro con crema de erizos. La cama del toro estaba hecha por arroz, simulando el bocado de un sushi, lo acompañó un crujiente de papa.

Iván Ralston sirvió un plato de erizo, pota y pijuayo (conocido como chonta) y Jorge Muñoz nos deleitó con una suculenta carapulcra de concha rayada traída desde el norte de nuestro país.

Los platos principales no se quedaron atrás. Un sudado de bacalao muy sabroso, envuelto como un maki con arroz y nori. Perfecto para remojar en sus jugos y apreciar todo el sabor del plato en cada bocado (Tsumura). Sorprendiendo nuevamente, Iván Ralston cautiva con un arroz caldoso de camarones,

Crujiente y lleno de sabor

Cerramos los platillos salados con un tapadito norteño, de manos de Jorge Muñoz. El espesado, el pato guisado suave, la piel del tamalito verde y la salsa criolla se unen en un plato que vale la pena probar.

El postre estuvo a cargo de Mitsuharu Tsumura, con un cremoso triple, elaborado con galleta de macarrón, mermelada de tomate para unir, y las capas son helado de palta, queso helado y fresa. Delicioso.

“Dine for Change”

Es una iniciativa de Diners Club International, que busca apoyar a organizaciones como Operación Sonrisa a través de la alta gastronomía y así brindar una retribución a la comunidad.