Vida

Pasta artesanal de la mejor calidad

Pasta artesanal de la mejor calidad

Hay restaurantes a los que uno siempre quiere volver, ya sea por la comida, el ambiente o los buenos precios. En el caso de Pasta, estas tres variables se juntan en un solo lugar, logrando que el comensal se sienta a gusto. 

Ubicado en pleno cruce de Choquehuanca y Conquistadores, en San Isidro, y con un hermoso y acogedor local, Pasta abrió sus puertas hace dos meses y ha sabido ganarse el corazón de sus visitantes con su excelente sazón.

Juan Manuel Umbert y Janice Buraschi son una dupla culinaria que se complementa a la perfección. En su restaurante, el 95% de las cosas se prepara en casa: panes, masas, postres y, obviamente, la pasta, que se elabora a vista de los clientes. Lo único que se compra es el vino, el parmegiano reggiano y el aceite.

La carta

La propuesta varía casi a diario y cada plato refleja las vivencias de los chefs dentro y fuera de nuestro país. Hay ocho platos de pasta, que siempre incluyen una pasta rellena. Las entradas son entre cuatro y cinco, al igual que los postres.
El pan de la casa se sirve con aceite de oliva, es de masa madre y tiene aproximadamente 18 horas de fermentación. La bruschetta se acompaña con ricotta casera, miel y ají limo seco.

Si buscan una opción más fresca, las lechugas se sirven con parmegiano reggiano, ají limo y pangrattato. No deje de probar la ensalada de espinaca bebé, queso de cabra y almendras tostadas. Simplemente deliciosa. También preparan una ensalada de arúgula bebé, gorgonzola dolce y pecanas caramelizadas.

Otra delicia es la stracciatella casera, que viene con un chorro de aceite de oliva y pan de la casa.

Las pastas vienen en varias formas. Si no ha probado el pici, este es el momento. Es un tipo de espagueti del sur de la Toscana. La receta es muy simple: agua, harina y poco huevo. Suele trabajarse a mano. En Pasta lo sirven con mejorana, ajo crocante y parmigiano reggiano. Y también es la pasta que utilizan para el cacio e pepe.

Los taglierini tienen tres presentaciones: al pesto, pomodoro o con anchoas, ají, ajo y pangrattato (pan rallado). Entre otras opciones destaca el papardelle con hongos de porcón y fonduta de gorgonzola. Y otra versión con ragú de carrillera braseada 10 horas. Los ravioles están rellenos de ricotta casera, mantequilla y salvia, y el agnolotti de hongos lleva mantequilla y parmegiano reggiano. Los precios oscilan entre S/22 y S/33.

Los postres

La tarta de pistacho con crema de mascarpone es una delicia que recomendamos probar. Así como el cremoso helado de fior di latte. También tiene que degustar su suave crema volteada con punto de café y un budín casero de chocolate. Acompañe todo esto con un buen vino y disfrute; le garantizo que volverá en repetidas ocasiones.