Mundo

Argentina recibirá un lote de 500.000 dosis de la Sputnik V este domingo 28

Argentina recibirá un lote de 500.000 dosis de la Sputnik V este domingo 28

Este domingo 28 de febrero, un vuelo con un nuevo lote de 500.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra la COVID-19 arribará a Argentina.

El viernes 26, dos aviones de Aerolíneas Argentina partieron a Rusia para recoger un cargamento de un millón de dosis del fármaco desarrollado por el centro Gamaleya. El primero de los vuelos aterrizará en territorio argentino a las 5.30 p. m. (hora peruana) con la mitad del flete, según informó Pablo Ceriani, presidente de la compañía aérea.

“El primer vuelo de Aerolíneas Argentina desde Moscú se encuentra camino a nuestro país y estimamos arribo a Ezeiza a las 19:30hs. En cuanto al segundo, se encuentra en proceso de carga en el aeropuerto de Sheremétievo y apenas termine podremos estimar su hora de llegada”, se lee en un tuit de Ceriani.

El piloto de la segunda aeronave, Alejandro Chebar, indicó que la llegada de la carga restante podría darse en horas de la noche del domingo 28 o en la madrugada del lunes 1 de marzo.

Durante la última jornada, Argentina también recibió una nueva entrega de 96.000 dosis de la vacuna china Sinopharm. Este nuevo lote se suma a las 904.000 que arribaron el jueves 25.

De acuerdo con la ministra de Salud, Carla Vizzotti, que recientemente contrajo la enfermedad, la distribución del fármaco chino iniciará este domingo 28 y los paquetes deberían trasladarse a las provincias entre el lunes 1 y martes 2 de marzo.

La nación presidida por Alberto Fernández contabiliza más de 2 millones de infecciones desde el inicio de la pandemia del SARS-CoV-2 y cerca de 52.000 decesos a causa de la enfermedad.

Mundo, últimas noticias:

  • Mundo, últimas noticias:

    Niños en EE. UU. podrían ser vacunados a principios de 2022, pronostica Fauci

  • Birmania

    Golpe militar en Birmania: al menos 18 muertos por represión en protestas

  • Mundo, últimas noticias:

    Elecciones en El Salvador: EE. UU. pide paciencia y “no decir que hay fraude”