Mundo

México recuerda a víctimas de terremotos de 1985 y 2017 con un macrosimulacro

México recuerda a víctimas de terremotos de 1985 y 2017 con un macrosimulacro

México recuerda este domingo a las víctimas de los terremotos que golpearon principalmente a Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985 y de 2017 con una ceremonia en la explanada del Zócalo y un macrosimulacro nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó temprano una breve ceremonia en la que izó la bandera mexicana a media asta. De esta manera, conmemoró los 36 años del sismo de magnitud 8.1 del 19 de septiembre de 1985 y los cuatro del ocurrido en 2017 de magnitud 7.1.

A las 11.30 a. m. (hora local), en México se realizó un simulacro a nivel nacional para conmemorar un aniversario más de los terremotos de 1985 y 2017. Se manejó la hipótesis de un sismo de magnitud 7.2, con epicentro a 35 kilómetros de Acatlán de Osorio, Puebla.

El sismo provocó serios daños en la Ciudad de México, así como el Estado de México, Puebla y Morelos.

Simulacro en México

La alerta sísmica se reprodujo a través de 12.826 altavoces con el fin de fortalecer la capacidad de preparación y respuesta de la población, difundir la cultura de la prevención y de la protección civil e impulsar la elaboración de planes familiares de autoprotección.

El Sistema de Transporte Colectivo Metro no fue ajeno al simulacro nacional, por lo que al sonar la alerta sísmica también se activó los protocolos. Los trenes dejaron de funcionar por unos minutos antes de continuar con su paso.

En la memoria de todos los mexicanos

Ciudad de México sufrió un terremoto de 8.1 el 19 de septiembre de 1985, con saldo de más de 10.000 muertos y daños a cientos de casas y edificios. Con epicentro en las costas del Pacífico mexicano, el movimiento es catalogado como uno de los más dañinos en la historia del país.

También el 19 de septiembre, pero de 2017, un sismo de 7.1 sacudió el centro de México, en particular la capital y los estados de Morelos y Puebla -donde tuvo su epicentro- dejó 370 muertos, varios heridos y daños en varios edificios de Ciudad de México.

Unos días antes, el 7 de septiembre de ese mismo año, otro terremoto de 8,2 sacudió el sureste del país y dejó un centenar de muertos y daños principalmente en los estados de Oaxaca y Chiapas.