Mundo

Unesco inscribe al observatorio de Chankillo como Patrimonio Mundial

Unesco inscribe al observatorio de Chankillo como Patrimonio Mundial

El Complejo Arqueoastronómico Chankillo, ubicado en la provincia de Casma (Áncash), fue inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. En la previa, las autoridades y población casmeña se congregaron en la Plaza de Armas para seguir la decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

El anuncio fue realizado esta mañana por la Unesco a través de sus redes sociales, donde felicitó y celebró la decisión de incluir al observatorio Chankillo como Patrimonio Mundial, considerándose que posiblemente este sea el más antiguo del mundo.

Como se sabe, la evaluación para Chankillo fue programada para ayer lunes 26 por la mañana (hora de Perú); sin embargo, esta se postergó hasta el día de hoy.

Dicha inclusión de Chankillo, gira en torno a pocas horas de celebrarse el Bicentenario de la Independencia del Perú. Por su parte, el alcalde de Casma, Luis Alarcón, considero un hecho histórico está decisión de la Unesco.

Chankillo es un complejo arqueológico que tuvo funciones astronómicas, rituales, administrativas y defensivas, destacando sin duda alguna, su función astronómica la que le da mayor relevancia a nivel mundial.

El origen de Chankillo, según evidencia de los estudiosos, data de 500 a 200 años A. C. con observaciones astronómicas del movimiento del sol, regulando eventos de cada estación, festividades religiosas y su calendario estacional anual, que lo distingue de otros observatorios.

Tiene tres sectores claramente identificados, el primero de ellos, es una estructura ovalada en los altos de la colina, conocida como el Templo Fortificado, rodeado de murallas defensivas con céntricas que bordean la plataforma central, siendo enormes, pudiendo acceder mediante escaleras desplazables, a lo largo del perímetro.