Opinión

La Seño María: Alertan por estafas

La Seño María: Alertan por estafas

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un estofado de res con papas, zanahorias, arrocito blanco y, para tomar, un agüita de anís calientita.

“María, durante esta pandemia los casos de estafas se han multiplicado de manera alarmante. Los criminales hacen cada vez más uso de la Internet para perpetrar sus fechorías, pues así casi siempre se aseguran el anonimato. Por ello, las modalidades también han aumentado.

Algunos ejemplos:

  • Uso del WhatsApp. Ocurre generalmente cuando una persona pierde el celular o se lo roban. Los hampones utilizan las redes sociales del agraviado y se hacen pasar por él para solicitar préstamos de dinero a amigos y familiares, a los que escriben refiriendo que tienen una emergencia. Muchos han caído pues realizaron transferencias a cuentas bancarias que los delincuentes proporcionan, a veces por varios miles de soles. Si alguien te pide ayuda económica por redes, asegúrate de que es la persona que tú crees.
  • Serpost. Los estafadores envían correos electrónicos, mensajes de texto y por WhatsApp como si fuera la empresa Servicios Postales del Perú. Lo hacen solicitando pagos por los servicios que la institución brinda, para lo que dan números de cuenta.
  • Actualización de datos. La estafa es similar a la anterior, pero emplean el nombre de instituciones como bancos para solicitar a la víctima que les dé sus claves, número de documento y otros. Con esa información, vacían sus cuentas en segundos.
  • La maleta retenida. Entablan comunicación haciéndose pasar por un amigo o familiar que está en el extranjero y les dicen que llegarán al Perú. Luego comunican que su vuelo se retrasó, pero que mandan adelantadas sus maletas y piden que las recojan. Al día siguiente, un estafador llama haciéndose pasar por un empleado de Aduanas exigiendo diez mil soles o más por el exceso de peso de la valija. Además, dicen que en la maleta la Policía halló miles de dólares ilegales y exigen más dinero para no denunciarlo.

CONSEJOS:

  • Ingresar a páginas web de forma directa desde su navegador a fin de no ser redirigidos a webs falsas.
  • Bloquee llamadas y mensajes de texto indeseados.
  • No dé su información personal o financiera en respuesta a pedidos inesperados.
  • Los estafadores son muy convincentes, asustan y presionan para que la víctima les dé su dinero o información. Mantenga la calma y no facilite ni entregue nada. Ante la menor duda o sospecha busque ayuda.
  • Asegúrese de que está comunicándose con la persona que cree que es. Haga preguntas cuyas respuestas solo sabe su conocido”. Hay que tener muchísimo cuidado con tantos sinvergüenzas.

Me voy, cuídense.