Opinión

Pedro Castillo, Mirtha Vásquez y Aníbal Torres en los 'Picantitos' de El Búho

Pedro Castillo, Mirtha Vásquez y Aníbal Torres en los 'Picantitos' de El Búho

Este Búho se pone su mandil de chef para preparar unos ricos platillos. En el menú tenemos quesos bien salados al estilo Pedro, unos tremendos chicharrones con salsa a lo Aníbal y un cuy chactado cocinado bajo piedra con la receta de Mirtha. Sé que a mis lectores se les hace agua la boca con estos deliciosos ‘Picantitos’.

LAMENTABLE INCAPACIDAD. El gobierno está a pocos días de cumplir cuatro meses y es evidente la incapacidad de Pedro Castillo para ejercer la más alta magistratura del país. Un presidente debe ser, ante todo, un líder que conduzca los destinos de los más de 33 millones de peruanos, y para ello es imprescindible que tenga una visión de hacia dónde quiere ir y de comunicarla. Nada de esto ocurre. Al contrario, se ha dedicado a lanzar afirmaciones contradictorias: A los empresarios les dice que hay estabilidad jurídica para que inviertan en el país, y así se creen más fuentes de trabajo, pero luego sale a las plazas a insistir en que el objetivo es la Asamblea Constituyente, al estilo venezolano. Y, encima, anuncian el cierre de cuatro minas. Como si fuera poco, se ha dedicado a realizar los nombramientos más vergonzosos, incluido el de una ‘tendera’.

EL PAÍS RUMBO AL DETERIORO. En reveladora entrevista con Trome, Alfredo Torres, de Ipsos, remarca que nunca antes hemos tenido un periodo tan inestable por la incompetencia y la presencia oculta de gente cercana a Sendero Luminoso. La ‘luna del miel’ que la población le dio al mandatario ya acabó, pues la gente está molesta, sobre todo por el alza de precios debido al aumento del dólar producto de la desconfianza que este gobierno genera. De la posibilidad de la vacancia, calcula que al menos un tercio de la población la apoya, otro tercio aprueba la gestión de Castillo y otro tercio está a la expectativa. ¡Y todo esto con menos de cuatro meses en el poder! La situación del país es complicada, más aún cuando para el próximo año se calcula que el crecimiento económico será menor de lo previsto.

PREMIER ANTIMINERA. A nadie debe sorprender el anuncio de la premier Mirtha Vásquez sobre el cierre de cuatro minas en Ayacucho. Ella es una conocida antiminera que estuvo detrás de las protestas contra Conga y no se detuvo hasta tirarse abajo cualquier exploración minera en Cajamarca. Proveniente de las filas del cura Arana, hoy está haciendo solo lo que siempre hizo. Cómo se pretende atraer inversiones de esta forma. Y da su anuncio días después de que instalaciones de la minera Apumayo fueron incendiadas por vándalos organizados que redujeron todo a cenizas, incluidos treinta volquetes, veinte tractores y un bus. Después no nos lamentemos cuando violentistas quemen y destruyan más mineras. En este momento, miles de peruanos ya están perdiendo sus puestos de trabajo y Ayacucho puede dejar de recibir más de 70 millones de soles por canon minero. Pero en el gobierno celebran.

UN VERDADERO ESCÁNDALO. Aníbal Torres era, supuestamente, el personaje más decente del impresentable gabinete Vásquez. Sin embargo, la empresa Aldem SAC, cuyo apoderado es su hermano, firmó en agosto de este año un contrato con el Estado por ¡¡14 millones de soles!!, cuando Aníbal Torres ya era ministro de Justicia. Por ley, los hermanos de los ministros no pueden contratar con el Estado. Lo más escandaloso es que acá estamos hablando, primero, de un titular de la cartera de Justicia, que no puede alegar desconocimiento de las normas, y segundo, de una verdadera fortuna que sale de los bolsillos de todos los peruanos. Por muchísimo menos otros ministros en otras épocas se han ido solitos de inmediato, sin necesidad de que los boten. Pero en este gobierno eso no ocurre.

AVANZA EL SICARIATO. Mientras todo esto pasa, los peruanos de a pie debemos convivir con el aumento desmesurado de delitos violentos, como el sicariato. Prácticamente todos los días alguien es asesinado por encargo a balazos. Lo más trágico es que no existe un plan para frenar esta sangría. Está claro que al gobierno la seguridad de la gente le importa un pepino, pues no hace nada. Sus verdaderos intereses están por otro lado, por la Asamblea Constituyente que les permita atornillarse en el poder. Ahí sí, hasta los congresistas de Perú Libre trabajan recolectando firmas, igual que los ministros, mientras Castillo repitió hace unos días en Ayacucho que dicha asamblea ‘es un grito popular’. Así que estamos solos ante el previsible aumento de asaltos y asesinatos a medida que se acercan las fiestas de fin año.

Apago el televisor.

MÁS INFORMACIÓN: