Opinión

Raffaella Carrà y el marketero Malcom Mendocha

Raffaella Carrà y el marketero Malcom Mendocha

Mi amigo, el fotógrafo Gary, llegó al restaurante por un ají de gallina con aceitunas negras, huevito duro, perejil picado, papitas sancochadas, porción de arroz graneado y rocotito. Para la sed, pidió una manzanilla tibiecita. “María, llegó a la Redacción mi amigo, el gran periodista y marketero ayacuchano Malcom Mendocha, quien como siempre estaba elegantemente vestido y bien peinadito.

Gary -me dijo- en la década de los 70, como promotor de Sono Radio, fui al aeropuerto Jorge Chávez a las 5 de la mañana para recibir a la mega estrella italiana Raffaella Carrà. Su pareja, Gianni Boncompagni, no permitió entregarle un lindo ramillete de rosas rojas, remarcando que ella no podía ver flores rojas. Aun así se sacó el sombrero muy entusiasmada, me estampó un besito y susurró a mi oido: ‘Grazie, bambino’. La figura del sello CBS reinaba en la cumbre del éxito con el hit ‘Fiesta’, moviendo frenéticamente su clásica melena.

La prensa nacional la siguió implacablemente. Por eso tuve que presentarla en el Hotel El Pueblo, en Santa Clara. Vestía un elegante conjunto blanco y negro. Y con sencillez se quitó el saco para los calurosos gráficos. Luego de saborear helados de lúcuma huantina, contó que su mamá Angela empeñó todo para matricularla en la Accademia Nazionale Di Danza cuando tenía solo 8 añitos. Así surgió la multifacética bailarina que también protagonizó la película ‘El expreso de Von Ryan’ junto al mítico Frank Sinatra, quien le ‘calentaba la oreja’.

Risueña, rememoró que en su programa ‘Canzonissima’ fue la primera en enseñar el ombligo. De pronto, miró al cielo, juntó sus manos y recordó la entrevista a la madre Teresa de Calcuta, por mutua admiración. En el set de canal 5, sorprendió al maestro de ceremonias, Humberto Martínez Morosini, comentando de México 70 y exclamó: ¡Forza Juventus! En los camerinos observé cómo saboreaba vasos de chicha morada junto a sus bailarines. A la salida de su memorable show en el Coliseo Amauta, miró pensativa a muchos niños. Entonces, entendí que a pesar de dos matrimonios nunca tuvo hijos. Entregó su corazón en la épica ‘Telemaratón’, vía TVE, amadrinando a millones de niños del tercer mundo.

Brilló en la Cadena RAI, hizo bailar y vibrar a más de una generación con ‘Hay que venir al sur’, ‘En el amor todo es empezar’. ‘Perú, persone meravigliose’, fue lo último que nos dijo la genial artista”, contó recordándola tras su reciente partida. Ese señor Mendocha conoce a grandes figuras y algunos, como la inolvidable Raffaella, ya están en el cielo. Me voy, cuídense.

  • Alerta por salud mental
  • Crimen sin perdón
  • Pancholón vs. el doctor Chotillo
  • ‘Sí se puede’
  • El cebiche, orgullo del Perú