Política

Esposa de Cáceres Llica tras su detención: "Están manchando su honor, pero todo se va a aclarar"

Esposa de Cáceres Llica tras su detención:

Elmer Cáceres Llica, gobernador regional de Arequipa, y otros nueve funcionarios fueron detenidos durante la madrugada del 23 de octubre en un operativo sorpresa acusados de pertenecer a una presunta organización criminal denominada Los hijos del cóndor. Al respecto, la esposa de Cáceres se mostró consternada, declaró a la prensa que su pareja es inocente y aseguró que “todo se va a aclarar”.

“Están manchando su honor, el honor de la familia, pero yo sé que todo se va a aclarar. Él no se ha ido a otro país ni fuera de Arequipa, él está dando la cara”, dijo tras salir de la Fiscalía Anticorrupción minutos después de que su esposo fuera trasladado a la Divincri.

Con referencia a las investigaciones que la Policía de la Dirección Contra la Corrupción (Dircocor) y el Ministerio Público vienen realizando hace más de un año y que involucran a Cáceres Llica, Neira replicó que pueden existir pero no lo hace culpable “mientras no haya sentencia”.

Incluso, pidió a los otros funcionarios detenidos “decir la verdad” para que el gobernador regional de Arequipa pueda demostrar su inocencia.

“Que digan la verdad, las personas que están detenidas, que digan la verdad, mi esposo es inocente (...) Él se ha sorprendido con esta intervención”, indicó.

Yo sé que esto va a quedar claro y saldremos con la cabeza en alto. Yo voy a estar con él hasta el final dando la cara”, agregó.

Acusaciones

A Elmer Cáceres Llica y el resto de funcionarios se les acusa por los delitos contra la administración pública en la modalidad de colusión, peculado, cohecho activo, cohecho pasivo y otros.

De acuerdo a información policial, el gobernador regional captó a algunos consejeros regionales ofreciéndoles la entrega y administración de obras, beneficios económicos y laborales, así como parcelas o terrenos del Estado con el fin de que no lo fiscalicen. Bajo las promesas, aparentemente también esperaba el apoyo en no admitir a trámite los pedidos de interpelación que pudieran presentarse tanto en su contra como a su personal de confianza que ocupan cargos expectantes en el gobierno regional.